Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Beneficios de los implantes meniscales artificiales

Lesiones de rodilla:

Beneficios de los implantes meniscales artificiales

31/07/2016
1 min lectura

Compartir en:

El fútbol y otros deportes son algunas de las principales causas de rotura de menisco, lesión que puede solucionarse de manera conservadora -kinesioterapia, ejercicios de fortalecimiento e infiltraciones- o con cirugía. Una de las opciones quirúrgicas es el trasplantede este tejido y otra alternativa, surgida en los últimos años, es elimplantemeniscal artificial.

El doctor David Figueroa, traumatólogo jefe del Equipo de Rodilla de Clínica Alemana, explica que entre las ventajas de este último 'están que su disponibilidad es inmediata, la cirugía implica menor cantidad de incisiones y tiempo de rehabilitación, y los resultados clínicos son muy parecidos a los del trasplante, es decir, un 80% de éxito”.

Están hechos de poliuretano, con la forma anatómica real y se instalan por vía artroscópica, es decir, de forma mínimamente invasiva.

¿En qué consiste el implante meniscal artificial?

Los meniscos son cartílagos ubicados dentro de la rodilla, entre el fémur y la tibia, y están formados principalmente por colágeno. Son dos por articulación, el medial y el lateral, y funcionan como un amortiguador de la rodilla al repartir las fuerzas y la carga que recaen sobre esta. Así, protegen a la articulación y evitan, por ejemplo, su degeneración.

Cuando es necesaria la cirugía, la mayoría de las veces se realiza la resección parcial del menisco. En un porcentaje menor de estos casos, es necesario reemplazar este tejido, lo que se puede hacer con trasplante de donante cadáver o con elimplante artificial de poliuretano. Este últimotienela forma anatómica real y se instala por vía artroscópica, es decir, de forma mínimamente invasiva. Para esto, es necesario que quede un remanente de este cartílago, que es donde se anclará la nueva pieza.

“En general, se utilizan en pacientes menores de 40 años a quienes se les ha realizado, previamente, una resección meniscal de más del 50% y que presentan molestias mecánicas provocadas por la ausencia de este amortiguador, síndrome llamado post menisectomía. Entre sus síntomas están derrame a repetición, dolor articular y bloqueo e incapacidad de realizar actividades normales, incluyendo deportes”, precisa el doctor Figueroa.

El especialista afirma que el implante se va degradando lentamente, por un periodo de alrededor de dos años. Esto permite el paso de células propias que estimulan localmente la formación de un pseudomenisco fibroso que llena este espacio. Habitualmente, esta pieza se instala en conjunto con algún elemento que estimule la cicatrización y formación de un nuevo tejido, como los factores plaquetarios.

La recuperación total, desde el punto de vista de la rehabilitación, dura alrededor de seis meses y la vuelta a las actividades deportivas, cerca de un año.

Equipo de Traumatología y Ortopedia