Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Prótesis total de rodilla: una cirugía en sostenido aumento

Prótesis total de rodilla: una cirugía en sostenido aumento

09/06/2016
1 min lectura

Compartir en:

Más de cien prótesis totales de rodilla se están poniendo, anualmente, en Clínica Alemana. Esto corresponde a más del doble que hace cinco años, un aumento sostenido en el último tiempo y que responde a la mejora en las técnicas quirúrgicas y al mayor conocimiento de estas por parte de los pacientes.

El doctor David Figueroa, traumatólogo y jefe del Equipo de Rodilla de Clínica Alemana, asegura que los pacientes han ido conociendo y sabiendo que los resultados son mucho mejores que lo que eran en el pasado y que es una técnica quirúrgica habitual. Además, los médicos están cada vez más capacitados en las nuevas técnicas.

Esta cirugía consiste esencialmente en eliminar los tejidos articulares dañados y remplazarlos por una prótesis metálica.

Esta cirugía se realiza por una incisión amplia, por delante de la articulación, y consiste esencialmente en eliminar los tejidos articulares dañados y remplazarlos por una prótesis metálica que se fija al hueso con cemento ortopédico. Dura alrededor de una hora. La rehabilitación comienza al día siguiente, levantando al paciente con dos bastones y, progresivamente, mejorando su función articular y muscular en los días siguientes. Requiere de asistencia kinésica durante dos meses, aproximadamente.

Candidatos a cirugía

En general, estas prótesis son necesarias en personas mayores de 50 años con artrosis de rodilla avanzada, en los cuales el tratamiento conservador (medicamentos y kinesiología) ha fallado o no ha dado los resultados esperados, comprometiendo la calidad de vida y funcionalidad.

“También hay pacientes muy jóvenes que pueden tener artrosis de rodilla debido a traumas, enfermedades inflamatorias, cirugías u otras causas, pero la mayor cantidad de pacientes tiene más de 60 años y corresponde a lo que llamamos enfermedad degenerativa articular de rodilla”, aclara el doctor Figueroa.

A juicio del especialista, si estas personas no se operan, tienen que aprender a vivir con el dolor y aceptar la incapacidad que crea la artrosis avanzada: “muchos de estos pacientes ya están aburridos de tomar antiinflamatorios, analgésicos u otros medicamentos para poder caminar, mientras que otros ya han perdido la función normal de la articulación”.

Traumatología y Ortopedia