Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Con una donación se pueden salvar varias vidas

Día Mundial del Donante de Sangre:

Con una donación se pueden salvar varias vidas

12/06/2017
1 min lectura

Compartir en:

Las transfusiones sanguíneas son un componente esencial de la atención médica en urgencias médicas. Por eso, este año, el Día Mundial del Donante de Sangre tiene como tema central la donación durante emergencias, que son instancias en que aumenta la demanda por este recurso, dado que los pacientes lo necesitan rápidamente y en grandes cantidades.

Cuando se cuenta con bancos de sangre bien abastecidos, es posible enfrentar estas contingencias de mejor manera, dado que una donación puede salvar a varias personas.

Es por esta razón que, a través de su campaña 'Regala vida, dona sangre', Clínica Alemana se suma nuevamente a este día internacional, impulsado cada 14 de junio por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La sangre es un bien escaso, necesario e irreemplazable artificialmente, por eso es tan importante que las personas donen de manera voluntaria y repetida, que es la forma más segura de obtener este recurso.

Hoy, gracias a la disponibilidad de modernos equipos, la sangre se fracciona en sus distintos componentes, glóbulos rojos, concentrados de plaquetas y plasma, los que se utilizan para el tratamiento de muchas enfermedades. Esto permite tratar a varios pacientes con una sola donación.

¿Para qué se utiliza la sangre donada?

• Salvar a recién nacidos prematuros.

• Tratar a víctimas de accidentes de tránsito.

• Contribuir a la curación de leucemias, tumores y otras enfermedades.

• Hacer trasplantes de médula ósea, hígado, corazón, etc.

• Realizar grandes intervenciones quirúrgicas (cirugías al corazón, de prótesis, entre otras).

• Tratar trastornos de la coagulación de la sangre.

¿Qué se necesita para donar sangre?

• Tener un documento de identidad con fotografía.

• Ser mayor de 18 años y menor de 65.

• Pesar más de 50 kilos.

• No estar en ayunas.

• No haber ingerido alcohol en las últimas 12 horas.

• Si se es mujer, no estar embarazada.

• No haber tenido hepatitis después de los 12 años.

• Que hayan transcurrido más de tres meses desde la última donación, en el caso de los hombres, y más de cuatro si se es mujer.

Este artículo se realizó con la colaboración de la coordinadora del Banco de Sangre de Clínica Alemana, Laura Paredes.