Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico

19 de noviembre

Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico

16/11/2017
1 min lectura

Compartir en:

Diariamente, mueren alrededor de 3.500 millones de personas en las carreteras, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Asimismo, afirma que los accidentes de tránsito son una de las principales causas de fallecimiento y discapacidad en todos los grupos etarios y la primera en jóvenes entre 15 y 29 años.

Para generar conciencia sobre esta realidad, el 19 de noviembre, las Naciones Unidas conmemorael “Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico”, iniciativa que tiene como objetivo reducir, para 2020, en un 50% las muertes y lesiones por esta causa.

Según datos de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET), en 2016 murieron 1.675 personas en accidentes de tránsito en Chile.

En Chile, las cifras también son preocupantes. Según datos de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET), en 2016 murieron1.675 personas en accidentes viales.

Para promover la conducción responsable y evitar que las víctimas sigan en aumento, Clínica Alemana cuenta desde hace diez años con la campaña “Amárrate a la vida”, que comenzó incentivando el uso del cinturón de seguridad, para luego incorporar otras temáticas, como “Si tomas no manejes”, dado que el alcohol es una de las principales causas de accidentes de tránsito.

¿Qué produce el alcohol en el organismo?

  • Aumenta la tolerancia al riesgo; el conductor tiene una falsa seguridad en sí mismo. Puede llegar a creer que está mejor capacitado para conducir.
  • Disminuye el sentido de la responsabilidad y la prudencia.
  • Desinhibe, produce euforia y locuacidad.
  • Altera el tiempo de reacción.
  • Provoca alteraciones en la atención.
  • Causa descoordinación motora y trastornos del equilibrio.
  • Genera fatiga muscular y estados de somnolencia que pueden llevar a pequeñas pérdidas de conciencia.

Todos estos efectos se originan en forma simultánea, lo que produce una conducta osada y, paralelamente, una capacidad de respuesta y reacción disminuida o deteriorada.

Este artículo se realizó con la colaboración del doctor José Retamal, urgenciólogo de Clínica Alemana.