Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

El impacto del tabaquismo en la fertilidad

El impacto del tabaquismo en la fertilidad

13/06/2017
2 min lectura

Compartir en:

La salud reproductiva es otra víctima del cigarrillo, factor de riesgo de varias enfermedades crónicas. En el caso de la fertilidad, el tabaquismo impacta de diferentes formas la capacidad de la pareja de tener hijos.

Este hábito dificulta el embarazo por diferentes motivos. Sus efectos dependen tanto del periodo de exposición como de la cantidad de tabaco que se consume.

El tabaquismo se asocia a un mayor envejecimiento de los gametos femeninos y, por lo tanto, a una pérdida acelerada de ellos.

El doctor Patricio Donoso, jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana, explica que “las mujeres que fuman se embarazan menos que las que no tienen esta adicción, lo que es un efecto muy significativo. El tabaquismo es uno de los factores predictores adversos a la concepción”.

Según la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), el tabaco afecta todas las fases de la reproducción, ya que perjudica la calidad y cantidad de los óvulos, también impacta a los embriones y su proceso de anidación, además de aumentar las probabilidades de un embarazo ectópico o tubario.

“Las mujeres tienen los mismos óvulos toda la vida, por lo tanto, estos gametos están expuestos por mucho más tiempo que los espermatozoides a cualquier daño ambiental. Además, el tabaquismo se asocia a un mayor envejecimiento de los gametos femeninos y, por lo tanto, a una pérdida acelerada de ellos”, sostiene el especialista.

Asimismo, la adicción a la nicotina también afecta los resultados de las técnicas de reproducción asistida. “Las mujeres que fuman se embarazan menos con fecundación in vitro que las que no tienen ese hábito”, apunta el doctor Donoso.

Impacto en la fertilidad masculina

El tabaquismo también afecta a los hombres, dado que disminuye la calidad y motilidad (movilidad) del esperma, sin embargo, “el efecto del cigarro no es tan marcado en ellos porque sus gametos, los espermatozoides, se van renovando cada 70 días, recambio celular que los protege contra cualquier daño. De todas formas, si la exposición es sostenida, sí puede haber una alteración en la capacidad fértil”, aclara el experto.

Asimismo, puede generar problemas sexuales, como impotencia. De acuerdo al especialista, “está demostrado que el cigarro altera la irrigación, proceso que está estrechamente relacionado con la erección. Por lo tanto, los hombres que fuman tienen casi el doble de probabilidades de tener disfunción eréctil”.

Consecuencias en el desarrollo y crecimiento del bebé

Cuando se produce un embarazo en una pareja donde uno o ambos fuman,se debe tener más cuidado, ya que el cigarro es uno de los factores que se consideran causantes de un aborto espontáneo.

Además, en la mayoría de los casos, el hijo de padres fumadores nace con menor peso de lo normal, lo que tiene consecuencias a largo plazo.

“El tabaquismo produce un deterioro en la oxigenación del embrión, lo que puede originar menor peso al nacer, además de tener efectos a nivel cognitivo y en el desarrollo psicomotor del niño”, afirma el ginecólogo. Agrega que “este efecto de restricción de crecimiento es a larga data y probablemente de por vida, ya que tiene que ver con la programación celular, y quienes nacen más pequeños que el promedio, tienen más riesgo de padecer múltiples patologías en la infancia y en la edad adulta”, concluye.

Equipo de Medicina Reproductiva