Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

En qué consiste la mastitis periductal?

En qué consiste la mastitis periductal?

15/08/2017
1 min lectura

Compartir en:

Si bien la mastitis siempre se relaciona con el periodo de lactancia materna, también puede producirse en otras etapas de la vida, aunque es menos frecuente. Cuando esto sucede se denomina mastitis periductal y corresponde a un tipo de inflamación crónica que afecta a la mama, específicamente, a los conductos principales del complejo areola-pezón (galactóforos).

Al respecto, el doctor Eugenio Román, ginecólogo de Clínica Alemana, explica que “si bien se trata de una afección benigna, su importancia no es menor pues dentro de sus manifestaciones clínicas e imagenológicas puede semejar a un cáncer de mama. Por lo tanto, es fundamental conocerla y diagnosticarla”.

Agrega que, generalmente, esta inflamación se da principalmente entre los 40 y 50 años. Las causas o etiopatogenia no están claramente establecidas.

El doctor Román asegura que “dentro de las posibles causas involucradas en su etiopatogenia está la lactancia por larga data, y el proceso evolutivo hormonal del periodo de la perimenopausia que se manifiesta en un cambio conformacional del epitelio de los conductos mayores del pezón. Asimismo, se sugieren causas autoinmunes y genéticas. Por último, en todas las series un factor predisponente en la aparición o bien en su cronicidad ha sido el tabaquismo, probablemente por irritación que provocarían los componentes tipo alquitrán del cigarrillo”.

La mastitis periductal se manifiesta por un cuadro inflamatorio de la zona del complejo areola pezón (periductal), dolor, enrojecimiento y aumento del calor local, además de secreción por el pezón de material espeso cremoso. A veces puede encontrarse una masa o tumor palpable doloroso o un estado ya más crónico de una fibrosis o fistulización del pezón, con axila ipsilateral (del mismo lado) que muestra algunos ganglios palpables sensibles. La mayoría de las veces, cuando son secreciones son asépticas (sin bacterias), pero en ocasiones hay bacterias anaerobias.

El diagnóstico es principalmente clínico y se apoya en imágenes y ecografía mamaria.

El diagnóstico es principalmente clínico y se apoya en imágenes y ecografía mamaria. En algunas circunstancias, es necesaria una biopsia por punción.

¿Cómo tratar la mastitis periductal?

El manejo básico consiste en tomar medidas que alivien el cuadro inflamatorio, es decir, antiinflamatorios y analgésicos. En algunos casos, sobre todo en pacientes más jóvenes, es necesario antibióticos.

“El pronóstico es bueno pues se trata de una enfermedad benigna de la mama, pero su importancia radica en evitar la cronicidad y diferenciarla de un cáncer inflamatorio de la mama”, asegura el especialista.

Equipo de Ginecología