Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Urticaria por calor: una reacción a las altas temperaturas

Urticaria por calor: una reacción a las altas temperaturas

29/01/2017
1 min lectura

Compartir en:

La urticaria es una reacción alérgica que se produce en la superficie de la piel y que puede ser provocada por diferentes causas, entre ellas el calor.

Según el doctor Roberto Valdés, dermatólogo de Clínica Alemana, los principales síntomas son elevaciones de algunas zonas de la piel con enrojecimiento y picazón. “Cuando la urticaria es por calor se asocia a ronchas más pequeñas, las que suelen aparecer aproximadamente quince minutos después de la exposición a altas temperaturas”, explica el especialista.

Esto puede ocurrir luego de estar mucho tiempo bajo el sol, o por efecto de la calefacción, baños calientes, ejercicio físico o, incluso, estrés emocional, ya que también puede gatillarla algún evento que induzca sudoración.

Esto puede ocurrir luego de estar mucho tiempo bajo el sol, o por efecto de la calefacción, baños calientes, ejercicio físico o, incluso, estrés emocional, ya que también puede gatillarla algún evento que induzca sudoración. “Las causas de esta enfermedad se deben a un desbalance en la producción de mediadores inflamatorios por parte de la célula encargada de producirlos, que en este caso correspondería al mastocito, el elemento sensible a los cambios físicos como la temperatura”, explica el doctor Valdés.

El diagnóstico de esta afección, que puede presentarse en personas de cualquier edad, comúnmente se realiza a partir de pruebas cutáneas, es decir, observando la reacción de la piel al administrar dosis controladas de calor. Respecto al tratamiento, lo más habitual es la indicación de antihistamínicos indicados por un especialista.

¿Qué hacer en caso de urticaria por calor?

• Al conocer la causa de la urticaria, el primer paso del tratamiento es evitar la exposición al agente responsable que, en este caso, sería el calor.

• Los ataques de urticaria suelen revertirse por sí solos. No obstante, la picazón puede aliviarse usando antihistamínicos.

• Si pica demasiado, además del tratamiento con antihistamínicos, se puede probar con baños de avena y cremas para mantener la piel más fresca e hidratada.

• Es importante evitar rascarse las lesiones, ya que pueden abrirse heridas y producirse infecciones en la zona.