Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cuidar la piel en invierno permite lucirla sana en el verano

Cuidar la piel en invierno permite lucirla sana en el verano

06/05/2018
1 min lectura

Compartir en:

Cuando llega el invierno la combinación de frío, viento y la humedad pueden causar estragos en la piel. A esto hay que sumarle los cambios de temperatura (a menudo ir de un lugar frío a un ambiente caliente) y la mala alimentación (prefiriendo las frituras por sobre las ensaladas).

La combinación de estos factores afectan la piel deshidratándola y descamándola lo que hace que las líneas de expresión y las arrugas parezcan mucho más visibles y que el tono del rostro parezca más apagado.

Para prevenir el envejecimiento prematuro y conocer sobre los cuidados de la piel en época de invierno la dra. Francisca Daza, dermatóloga de Clínica Alemana, respondió las siguientes preguntas:

- ¿Qué tipo de productos son recomendados para hidratar la piel en invierno?

R.- En invierno la piel necesita de mayores cuidados. Con las temperaturas frías, la piel pierde más agua, por lo tanto se seca más y queda más sensible y vulnerable a irritarse con diferentes factores del medio ambiente. Los productos recomendados son las clásicas cremas hidratantes de marcas dermocosméticas que aportan lípidos y ceramidas, aumentan la cantidad de agua dentro de la piel y además ayudan reteniendo el agua que está al interior. Mejoran la función de barrera del estrato córneo.

- Para el verano protector solar, pero ¿para el invierno? ¿Sigue siendo igual de importante este producto?

R.- Si lo que queremos es evitar el envejecimiento debemos usar protector solar todos los días, tanto en verano como en invierno. La luz UVA, que es la responsable por el envejecimiento prematuro de la piel, está presente en todas las épocas del año, durante todo el día, y traspasa las nubes. Además, existe la luz visible y la luz infraroja, que son causantes de manchas como el melasma. Para evitarla debemos usar protectores solares que nos protejan contra ellas.

- ¿Cómo podríamos a través de la alimentación cuidar nuestra piel durante el invierno?

R.- Afecta muchísimo. Lo que comemos se traduce en cómo nos vemos y cómo envejecemos. Para mantener una piel sana y joven debemos llevar una dieta rica en proteínas y antioxidantes y evitar a toda costa los azucares refinados.
En invierno, para mejorar la hidratación de la piel, debemos beber mucha agua y comer alimentos ricos en omega 3.
Además, debemos consumir vitamina D, ya sea con suplementos o con alimentos como atún, salmón, sardinas, ostras y yema de huevo.


- ¿Afectan a nuestra piel los cambios bruscos de temperatura?

R.- La piel necesita un tiempo de adaptación frente a diferentes ambientes. Los cambios bruscos afectan la termoregulación y el estado de hidratación. Además de secarse, la piel se irrita y vasodilata. Esto ocasiona eritema facial, descamación y aumento de las alergias.