Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Los cuidados necesarios para los implantes mamarios

Rol de exámenes y especialistas:

Los cuidados necesarios para los implantes mamarios

06/02/2018
2 min lectura

Compartir en:

Junto a la creciente masificación de los implantes mamarios en todo el mundo, también aumenta la atención en cuanto a los estándares de seguridad en los procedimientos asociados a estas prótesis y sus resultados posteriores.
En este escenario, uno de los temas que ha surgido en los últimos años tiene que ver con la prevención del Linfoma Anaplásico de Células Grandes (LACG), una extraña de cáncer que fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016. “Es una enfermedad extremadamente rara y se desconoce exactamente por qué se produce”, indica el doctor Alejandro Berkovits, jefe del Servicio de Hematología y hemato oncólogo de Clínica Alemana, a quien le ha tocado tratar cuatro casos de mujeres con este linfoma y que –si bien no es oficial–, es la única cifra que se maneja en Chile sobre esta patología.
Cabe señalar que el LACG no se produce en las glándulas mamarias propiamente tales, sino en el espacio que queda entre el implante y la cápsula fibrosa que lo rodea, dentro de la cual se ha detectado el 70% de esta clase de linfomas, detalla el especialista. Por eso es que al retirar el implante y cambiarlo por otro, el paciente estará tratado de la enfermedad.
Para ello, es importante realizarse los estudios tales como scanner y PET (Positron Emission Tomography, estudio metabólico y funcional del organismo), para chequear si existe un compromiso fuera de la cubierta.
Aquí la recomendación para el caso de presencia o sospecha de Linfoma Anaplásico de Células Grandes (LACG) es realizarse exámenes de imágenes una vez al año.
En una perspectiva general, el especialista indica que los implantes de mamas no producen cáncer por sí mismos, y precisa que la evidencia científica sobre eventuales relaciones de causalidad entre ambas es escasa, ni tampoco ha logrado establecer con claridad los principales factores que inciden.
Asimismo, señala que no existe contraindicación en cuanto a volver a colocarse otro implante o uno por primera vez, agregando que lo importante es hacer los seguimientos posteriores.

Cirugía a la medida

Para planificar la cirugía de implante mamario, Clínica Alemana cuenta con un sistema de simulación llamado VECTRA, único en el país, y a través del cual la paciente podrá obtener distintos datos de sus mamas como volumen, forma, asimetría y otros, los cuales son útiles para planificar la cirugía y visualizar una simulación digital muy cercana a los resultados.
Con respecto a la institución de salud escogido para realizar la cirugía, el doctor Alejandro Swett, jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética de Clínica Alemana, enfatiza que las claves para un resultado exitoso están en una planificación adecuada, buen información a la paciente y seguridad de que la intervención será realizada por un especialista acreditado como cirujano plástico y en una institución segura para ello.

Las formas de detección

Entre las formas de detectar la presencia de una eventual anomalía asociada a LACG, está la presencia de un seroma –acumulación de líquido– en la cápsula fibrosa que, tras una punción y posterior análisis, arroje la presencia de estas células cancerígenas. “Si sólo está comprometida la cápsula y el líquido, el tratamiento no es más que extraer el líquido, la cápsula fibrosa y las prótesis”, explica el doctor Berkovits.
Aunque es menos frecuente, otra manera de detectar una posible presencia de la enfermedad es mediante la palpación de un bulto o un ganglio axilar o cervical. “Esto puede significar que las células cancerígenas traspasaron la cápsula lo cual debe ser comprobado mediante técnicas de imágenes y biopsia. Si el linfoma ya está fuera de la cápsula es recomendado un tratamiento sistémico con quimioterapia y, eventualmente, radioterapia”, señala.