Compartir vida: Campaña donación de órganos

Compartir vida: Campaña donación de órganos

23/09/2019
3 min lectura

Compartir en:

En Chile, se han trasplantado aproximadamente 12 mil personas. Sin embargo, el MINSAL indica que más de 2.000 siguen en lista de espera de algún órgano y que el riñón es el más demandado. Bajo la consigna de que es vital que todos seamos donantes, Clínica Alemana se compromete con la causa #SoyDonante, ¿y tú? e invita a derribar los mitos en torno a este tema.

En este sentido la institución cuenta con una política de fomento a la donación de órganos y es parte de la Organización Nacional de Trasplante y cuenta con enfermeras de turno permanente para estos efectos. Sin embargo, la donación y el trasplante de órganos van más allá de las concepciones científicas, pues implican temas religiosos, éticos, de solidaridad, arraigos culturales, mitos y creencias.

Desde el 1 de enero a la fecha se han realizado 362 cirugías de este tipo, mientras que en el mismo periodo del año pasado fueron 245, lo que equivale a 117 trasplantes más en 2019.

¿Qué significa ser donante?

Es un acto voluntario, altruista y gratuito en el que una persona viva o fallecida cede uno, o la totalidad de sus órganos, para que otra pueda vivir o mejorar su calidad de vida.

Sin embargo, cuando un paciente fallece en condición de muerte cerebral, son sus familiares cercanos quienes deben autorizar la donación. Un profesional coordinador de trasplante siempre les informará y consultará. Por eso, se recomienda conversar el tema en familia cuando se está sano para facilitar toda decisión posterior al fallecimiento.

En Clínica Alemana se realizan trasplantes principalmente de hígado, riñón, corazón y pulmón; y también de tejidos, como córneas y huesos. Esto, exige una compleja estructura organizativa y equipos especializados capaces de funcionar en cualquier momento y con la rapidez necesaria. Para ello cuenta con una Unidad de Trasplante eficiente e integral que depende del Departamento de Cirugía.

Yo no soy donante

El Ministerio de Salud informa que, hasta agosto de 2019, un 59% de las familias se niegan a donar los órganos de un pariente al momento de su fallecimiento. La cifra es la más alta registrada durante los últimos 20 años, superando ampliamente al 51% alcanzado el año pasado.

Según la ley, toda persona mayor de 18 años es considerada donante de órganos posterior a su fallecimiento y su voluntad debe ser respetada por la familia. Si alguien no desea donar, debe manifestarlo por medio de una declaración ante notario.

Es importante recalcar que la sobrevida para todos los pacientes trasplantados es de 80% a los cinco años de realizada la cirugía. Incluso, hay quienes llevan más de 20 años trasplantados y tienen una calidad de vida normal. Por eso, se dice que la decisión de ser donante es un gesto generoso, no obstante, existen mitos y desinformación que afectan esta decisión.

Mitos sobre la donación de órganos

La decisión de ser donante es un gesto generoso, no obstante, existen mitos y desinformación que afectan esta decisión.
 

ASDF

 

G

Es posible que no se esté realmente muerto cuando se diagnostica la muerte cerebral.

F

NO. El paciente con diagnóstico de muerte encefálica está fallecido, según criterios aceptados a nivel internacional.
Si comunico que soy donante al llegar a un Servicio de Urgencia, no harán los esfuerzos suficientes para salvar mi vida.

E

NO. Los médicos trabajan siempre intentando salvar la vida de los enfermos. Solo se hará efectiva su voluntad de ser donante cuando esté fallecido (muerte cerebral).
Basta con indicar en mi carnet de identidad, o en un documento ante notario, que quiero ser donante para que se respete mi deseo.

D

NO. Cualquier registro que exprese la voluntad de donar sirve, sin embargo, se consultará a su familia respecto a la voluntad de ser donante.
Después de la extracción de los órganos y tejidos el cuerpo queda desfigurado.

C

NO. Una vez acabada la intervención se suturan las heridas y se cubren por lo que el cuerpo no se deforma ni presenta lesiones externas.
Si dono mis órganos, mi familia deberá costear los gastos de la operación.

B

NO. La ley establece que los gastos de la extracción de órganos serán costeados por el sistema previsional del receptor.
Si tengo menos recursos, esperaré más tiempo por un órgano.

A

NO. La asignación de órganos responde solamente a criterios médicos, por lo que no se relaciona con los recursos de quien los necesita. Tampoco con el sistema de salud ni el centro de atención al que asista.

La donación de órganos es dar una oportunidad de vida a personas gravemente enfermas. Por eso, la invitación es a informarse.

Accede a más información para aprender sobre la donación de órganos y revisa el video de la Unidad de Trasplante de Clínica Alemana.

Unidad de Trasplante, Departamento de Cirugía de Clínica Alemana.