Medidas para evitar la deshidratación

Medidas para evitar la deshidratación

22/11/2019
1 min lectura

Compartir en:

Las altas temperaturas propias de la época pueden ocasionar dolor de cabeza, mareos y vómitos, un conjunto de síntomas a los que se debe estar alerta.

El agua es esencial para la vida, se puede estar varios días sin comer, pero no sin beber, dado que la pérdida de líquidos es constante, y en el organismo no existen reservas.

“La deshidratación ocurre cuando usas o pierdes más líquido del que se ingiere, y el cuerpo no tiene suficiente agua y otros fluidos para llevar a cabo sus funciones normales. Cuando no se reponen los fluidos perdidos se habla de deshidratación”, explica la doctora Carolina Vásquez, urgencióloga de Clínica Alemana.

Efectos de la deshidratación

Cuando se está frente a un cuadro de deshidratación no tratado éste puede provocar náuseas, vómitos, mareos, desmayos (hipotimia) y/o cefaleas. “El conjunto de estos síntomas puede provocar falla multiorgánica y cuadros severos que requieren hospitalización”, enfatiza la urgencióloga.

Con respecto a estos casos la especialista comenta que “a urgencias llegan casos de personas afectados por un shock de calor quienes trabajan horas a todo sol y deportistas quienes no toman los resguardos necesarios”, comenta. En este último caso se recomienda realizar deporte sea a primera hora de la mañana o al anochecer.

Población de riesgo

Los lactantes, niños pequeños y los adultos mayores son la población de mayor riesgo de sufrir las consecuencias que las altas temperaturas pueden tener en el organismo.

En el caso de los lactantes menores de un año, sus madres deben preocuparse de realizar una lactancia más frecuente que en una jornada normal. A su vez, no deben exponerse al sol e idealmente realizar sus actividades cotidianas en lugares frescos.

Las personas que trabajan o hacen ejercicios al aire libre, también podrían estar afectadas por el calor. “Cuando las temperaturas se elevan y está húmedo, aumenta el riesgo de deshidratación debido a que el aire se humedece, el sudor no se evapora y el cuerpo se enfría provocando una mayor temperatura corporal y la necesidad de beber más líquido”.

¿Cómo saber si un niño está deshidratado?

La especialista recomienda estar atentos a los siguientes síntomas:

  • Ausencia de lágrimas al llorar
  • Boca o lengua seca
  • Ojos hundidos
  • Piel fría y sudorosa
  • Letargo o irritabilidad
  • Fontanelas hundidas en niños pequeños
  • Fatiga o mareos en un niño mayor
  • Menor cantidad de orina (de 6 a 8 horas sin orinar)

En estos casos la ingesta normal de líquido se calcula ingiriendo 20 ml por kilo, independiente de los alimentos que aportan agua.

¿Cómo saber si un adulto está deshidratado?

  • Sed excesiva
  • Micción menos frecuente
  • Orina de color oscuro
  • Fatiga
  • Mareos
  • Confusión

En adultos sanos se recomienda ingerir 2 litros de agua diarios los cuales también pueden ser jugos (sin azúcar) y té frío.

Tratamiento para la deshidratación

El tratamiento para la deshidratación consiste en reemplazar los líquidos y electrolitos que ha perdido. Para casos leves, es posible que necesite beber mucha agua. Si pierde electrolitos, las bebidas deportivas pueden ayudar. También hay soluciones de rehidratación oral que el especialista médico puede recomendar.

Servicio de Urgencia de Clínica Alemana.

 

 

 

Servicio de Urgencia

Servicio de Urgencia

Atención durante las 24, los 7 días de la semana en todo tipo de patologías

Más información