Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Camino hacia una lactancia materna exitosa

Camino hacia una lactancia materna exitosa

26/06/2020
3 min lectura

Compartir en:

Múltiples son las dudas y los temores de las mujeres al momento de enfrentar la lactancia, una etapa que acompañada de contención, grupos de apoyo y educación, debería darse de forma natural y exitosa.

Mucho se dice de la preparación durante el embarazo. Al respecto, Daniela Sepúlveda, enfermera de la Clínica de Apoyo a la Lactancia de Clínica Alemana, aclara algunos puntos.

“Hay evidencia científica de que cuando las mamás se informan y se apoyan durante la gestación hay más probabilidades de tener una lactancia exitosa que se mantenga en el tiempo”, explica.

La especialista también aclara que no es necesario preparar los pezones ni usar cepillos o cremas, ya que el niño es capaz de adaptarse al pezón de la madre. “Los esfuerzos por tratar de formarlos o moldearlos muchas veces son inútiles, lo que además puede conllevar a desconfianza de la madre y frustración”, señala.

La importancia de las primeras horas de vida y la primera etapa de lactancia

La mayoría de las mujeres puede tener una lactancia materna exitosa, pero es importante considerar que para que esto ocurra es fundamental amamantar lo más precozmente posible: ojalá antes de las dos primeras horas postparto, ya que esto nos va a dar una tasa de éxito mucho mayor que las mamás que lo hacen después”, apunta la especialista.

En las primeras dos horas de vida el niño experimenta un estado de alerta, donde reconoce a su madre, la huele y la toca. “Puede, inclusive, reptar hacia el pecho materno, tener contacto con el pezón y lograr un acople efectivo”, señala la enfermera.

Este contacto piel con piel calma al niño, a la madre, se liberan hormonas que alivian el estrés postparto, se estabiliza la temperatura, frecuencia cardíaca, respiración y niveles de glicemia del recién nacido y se facilita que el calostro fluya, entre otros.

Durante el primer mes la libre demanda -sin frecuencia establecida y sin horarios- ayuda a mantener una producción acorde a los requerimientos del recién nacido. En esta etapa hay que considerar:

  • Evitar las fórmulas u otros líquidos, ya que la leche materna es alimento ideal y cubre todas las necesidades del hijo.
  • No dar biberones y chupetes hasta que la lactancia se establezca, ya que esto puede entorpecer el proceso.
  • Solicitar ayuda cuando se necesite. Por ejemplo, cuando hay dolor, cuando la mamá está angustiada, necesita consultar.

La Clínica de Apoyo a la Lactancia de Clínica Alemana realiza funciones de educación, capacitación, fomento y apoyo a la lactancia. En esta época de aislamiento social, se encuentra atendiendo preferentemente a través de teleconsulta.

Factores que afectan la lactancia

Hay ciertos casos especiales y poco frecuentes donde la lactancia no se da de la manera que se espera en cuanto a producción de leche y sí se hace necesaria una alimentación mixta.

En muchos casos donde hay dificultad, son los factores socioculturales, el rol que cumple la familia o su círculo cercano los que pueden afectar. “Comentarios 'como tienes poca leche', 'el bebé necesita agua', 'necesita horarios' o ' no lo tomes tanto en brazos' solo pueden influir de forma negativa”, dice la enfermera.

Hacer horarios de amamantamiento o saltarse lactancias en la noche para poder descansar también pueden traer dificultades en la producción de leche.

Si la mamá siente que el niño queda con hambre y piensa que hay que comenzar a darle una fórmula láctea es el momento en que tiene que buscar apoyo. “Una de las principales causas de deserción de la lactancia es sentir que la leche es insuficiente”, explica la especialista.

A lo que añade que “muchas veces no es que sea insuficiente, sino es que esa madre necesita contención, apoyo, educación, que vean su lactancia, que le hagan correcciones si es que es necesario, que le entreguen información, pero lo más importante es el acompañamiento”.

Lactancia de mamás Covid-19 positivo

Manteniendo medidas de prevención de contagio, una mamá con Covid-19 sí puede amamantar. Esto es factible para aquellas que están asintomáticas o tiene síntomas leves.

Para esto es necesario:

  • Usar una mascarilla (de preferencia quirúrgica) durante todo el amamantamiento
  • Lavarse las manos con agua y jabón de forma previa.
  • No es necesaria la limpieza de las mamas a menos que se tosa o estornude y esto contamine esa zona. En ese caso se debe hacer una limpieza con agua y jabón.
  • Quienes deban ser hospitalizadas o no se sientan en condiciones de amamantar, pueden intentar extraer su leche, para lo que es necesario el uso de mascarilla, lavado de manos y esterilización del extractor una vez finalizado el proceso.

Los beneficios de la lactancia materna son superiores. De hecho tiene todos los anticuerpos e inmunomoduladores que el niño necesita para defenderse del medio externo”, concluye la enfermera.

CONSULTA_PEDIATRICA

Consultas Pediatría online

Contamos con más de 65 especialidades y más de 300 médicos disponibles con Consulta Online en Clínica Alemana.

MÁS INFORMACIÓN