Plagiocefalia: Qué es, cómo evitarla y sus consecuencias

Plagiocefalia: Qué es, cómo evitarla y sus consecuencias

16/11/2020
2 min lectura

Compartir en:

La plagiocefalia postural es una deformidad en la cabeza de recién nacidos o lactantes, que se produce desde la década del 90 en adelante, producto de la campaña que hizo la Academia Americana de Pediatría que aconsejó que los niños pequeños debían dormir de espalda, con el fin de disminuir la muerte súbita, explica la doctora Patricia Salinas, pediatra de Clínica Alema .

“Efectivamente, esta medida ha tenido un impacto importante en la disminución de muerte súbita en recién nacidos y lactantes, de hecho, gracias a esta medida la cifra ha disminuido en un 50%. Sin embargo, ha llevado a que un 48% de los niños tienen la cabeza plana en mayor o menor grado ”, agrega.

Causas de la deformación del cráneo en lactantes

La principal causa de plagiocefalia postural en recién nacidos y lactantes es por dormir siempre en la misma postura.

Los riesgos asociados a esta enfermedad son principalmente dos: deformidad plástica permanente del cráneo, alteraciones en la mandíbula, retrasos en el rendimiento psicomotor y, en caso de mantener el desbalance muscular a nivel del cuello (tortícolis), el niño puede llegar a desarrollar estrabismo ocular, explica la especialista.  

Recomendaciones para prevenir la plagiocefalia

Para evitar los efectos mencionados anteriormente, es sumamente relevante que esta condición se corrija lo antes posible, durante el primer año de vida. Para esto, la doctora Salinas entrega las siguientes recomendaciones:

  • Cambiar de lado al niño cuando se está alimentando al pecho
  • Cuando esté despierto, ponerlo boca abajo, siempre bajo la supervisión de un adulto. Puede resultar incómodo, por lo que se recomienda partir de un poco y aumentar el tiempo cada día hasta llegar a una hora diaria: media hora en la mañana y media hora en la tarde. Esto ayuda a fortalecer el cuello y se debe hacer desde el mes de vida
  • Es importante que el colchón de la cuna sea certificado para la prevención de la plagiocefalia. Tiene que ser un colchón duro
  • Evitar el uso prolongado del huevo y las sillas de auto. No dejarlos dormir ahí y evitar que las sillas sean muy ajustadas en el cabezal
  • Cambiar la orientación de la cuna o del niño o niña dentro de ella. Siempre hay que considerar que tienen preferencia a rotar más la cabeza hacia la voz de los padres y la luz de la ventana
  • En caso de que el pediatra lo recomiende, utilizar un cojín que tenga un orificio central, para distribuir mejor las fuerzas de apoyo en la cabeza. Desde el primer mes, el niño se debe posicionar boca abajo cuando esté despierto y siempre vigilado.
  • Si el niño no tolera esta posición, puedes juntar sus codos bajo los hombros para que tenga un mejor apoyo y levante la cabeza fácilmente. Poner un objeto frente a sus ojos ayudará a motivarlo a levantar su cabeza, se sugiere mover de un lado a otro objetos o láminas de contraste de frente a sus ojos, para que el niño haga seguimiento visual con rotación de cabeza
  • Disminuir el tiempo que permanece en la posición de espalda. Se recomienda tomar al menor en brazos con la cabeza apoyada para un lado y luego para el otro.

Tratamiento

Finalmente, la doctora Salinas comenta que el tratamiento consiste en rehabilitación. En el caso de tortícolis, se requiere un tratamiento kinésico con elongaciones, lo que permite facilitar el neurodesarrollo y, en casos más severos, se deriva para el uso de casco.         

“Lo más relevante es el diagnóstico precoz y aplicar las medidas protectoras de la deformación. Y así se recupera en dos a tres meses ”, dice.