Síndrome de fatiga crónica: Consecuencia del Covid-19

Síndrome de fatiga crónica: Consecuencia del Covid-19

13/10/2020
2 min lectura

Compartir en:

El síndrome de fatiga crónica es un trastorno que se ha presentado como consecuencia del Covid-19 en muchos pacientes. De acuerdo con la doctora Alejandra Segovia, reumatóloga de Clínica Alemana, entre los síntomas que se presentan en este síndrome destacan:

La especialista asegura que este último sería el síntoma que más destaca. En este contexto, comenta que la fatiga se presenta como una sensación profunda de falta de energía en los músculos. “Es como una incapacidad de mantener los brazos levantados mucho rato, bajar una escalera o cosas de ese tipo”, comenta.

Causas del síndrome de fatiga crónica

Existen múltiples causas para esta condición. Entre ellas se distinguen las situaciones post infecciosas, especialmente cuando la infección es viral. “Esto está descrito desde hace mucho tiempo, pero como ahora estamos viviendo una situación de pandemia en que hay una infección predominante que es el Covid-19, obviamente lo estamos viendo mucho más”, explica la doctora Segovia.

Asimismo, manifiesta que para entender de qué se trata, es importante recordar el término de convalecencia. “Cuando uno está convaleciente no tiene el agente infeccioso en su cuerpo, pero uno aún no está sano del todo, es como si todavía estuviera en fase de recuperación. Cuando hablamos de este síndrome de fatiga post Covid-19, en el fondo, es como decir que uno no sale de la convalecencia”, dice.

Actualmente no hay claridad de por qué ocurre esto, pero se postula que hay una especie de inflamación bioquímica a nivel cerebral.

¿Cuándo consultar por una fatiga post Covid-19?

No existe un marcador que permita hacer un diagnóstico claro, por lo que se basa en el cuadro clínico y en la ausencia de otras causas que puedan explicar esta situación.

El llamado de la reumatóloga de Clínica Alemana es a tranquilizarse, puesto que es normal que exista la convalecencia y que el paciente no se sienta bien el mismo día que se le otorga el alta.

“Es muy probable que vaya a pasar un par de semanas, incluso uno o dos meses en que aún no voy a tener la energía física ni mental para estar exactamente igual a como yo estaba antes. Entonces, darse ese espacio de tranquilidad, de esperar un poquito. Y si uno ve que han pasado uno o dos meses, entonces yo diría que es importante consultar”, relata.

Además, es importante considerar la evolución de la fatiga. Un paciente que logra ver avances, aunque sean paulatinos, puede quedarse tranquilo. Mientras que, alguien que no nota mejoras o incluso vuelve a sentirse peor debe consultar con un especialista.

En términos de tratamiento, es sumamente relevante considerar dos tipos de rehabilitación: mental y física.

Para ambos casos, el equipo de salud y el paciente deben internalizar la idea de que debe rehabilitarse. No debe intentar retomar su vida al 100% de un momento a otro si no lo siente así. Una persona que sufre de fatiga post Covid-19, no se debe someter inmediatamente a las mismas exigencias mentales o emocionales de antes y debe ocuparse de rehabilitarse físicamente, ya sea haciendo kinesioterapia formal o algún tipo de ejercicios que conozca y empezar a retomar su vida de a poco, advierte la experta.

alemanago_adulto

Alemana Go

Servicio de Telemedicina de Clínica Alemana, que te ofrece la opción de realizar una consulta médica online con nuestros especialistas

MÁS INFORMACIÓN