Caídas de ventanas: ¿Cómo elegir una malla de seguridad?

Caídas de ventanas: ¿Cómo elegir una malla de seguridad?

12/04/2021
2 min lectura

Compartir en:

Al aumentar el número de personas viviendo en zonas urbanas, nos hemos visto obligados a que cada día haya más familias viviendo en edificios, lo que aumenta el riesgo de caídas de altura, que ocurren especialmente en menores de cinco años y en épocas de calor, explica la doctora Constanza Fuentes, pediatra de Clínica Alemana.

Asimismo, la especialista asegura que este tipo de accidentes se pueden prevenir y es sumamente importante hacerlo, puesto que pueden causar importantes problemas neurológicos, ortopédicos y psicológicos.

“Lejos la intervención más importante es la educación que realizamos los padres a nuestros hijos y debemos mantener una supervisión permanente. Pero además hay otros métodos que nos pueden ayudar a disminuir la frecuencia de los accidentes”, asegura la experta.

En Chile, los barrotes y mallas de seguridad son muy frecuentemente utilizados para prevenir caídas y, según la experta, estas deben ser instaladas si o si en alturas mayores a dos metros y un segundo piso hacia arriba.

¿Cómo elegir una malla de seguridad?

De acuerdo con lo comentado por la doctora Fuentes, estas protecciones deben cumplir la función de sostener una caída, pero al mismo tiempo no deben ser impedimento para la salida en caso de incendios o encierro.

“Existen alternativas tanto de plástico o nylon, como metálicas, vidrios, entre otras y cada una tiene sus beneficios particulares”, dice.

Así, al momento de elegir una malla de seguridad es importante considerar que:

  • Deben poder soportar el peso de un golpe y una caída con impulso, tanto de niños como de adolescentes, adultos y mascotas.
  • No atribuir a todas las mallas un rol de seguridad; las mallas más delgadas (menos de 0,8 mm) se recomiendan sólo como control de plagas, porque están diseñadas para evitar el ingreso de aves, murciélagos e insectos, pero solo las más gruesas (0,9 mm) se recomiendan para sostén, ya que deben resistir al menos 50 Kg/m2.
  • Las mallas de nylon transparentes deben ser flexibles para evitar que se quiebren y deben ser instaladas con un perfil de aluminio por equipos especializados.  

Cuidados de una malla de seguridad

Existen ciertos factores a considerar a la hora de prevenir accidentes, incluso con mallas de seguridad puestas. Y es que, estas deben ser revisadas anualmente y cambiarse cada dos a cuatro años, dependiendo de la orientación del departamento y la exposición a:

  • Viento
  • Sol
  • Radiación UV
  • Humedad

“Para cuidar su vida útil se deben evitar lanzar elementos pesados, cortopunzantes o calientes contra la malla, ni menos trepar por esta.  Las metálicas se deben cambiar menos seguidas, pero son más caras y deben poder abrirse o retirarse fácilmente en caso de incendio”, agrega la experta.

 Además, hay otras medidas que ayudan a prevenir accidentes. Debemos respetar la norma chilena que refiere que todo balcón o superficie en altura debe tener baranda fija de al menos un metro de altura. Debemos enseñarles a los niños a no jugar cerca de las ventanas y además evitar que las ventanas de mayor riesgo estén al alcance de los niños, por ejemplo, manteniendo alejados muebles y escritorios de los ventanales o ventanas.

Cuando las ventanas no están en uso deben permanecer cerradas. Éstas deben contar con un cierre seguro e idealmente que se abran por arriba, además de no abrirse más de 10 cm, lo que puede limitarse con topes que son baratos y fáciles de instalar.

“Si bien siguiendo las recomendaciones se disminuyen los accidentes, siempre debemos educar y mantener supervisados a nuestros hijos”, cierra.