Control de peso durante el embarazo: ¿Qué es lo normal?

Control de peso durante el embarazo: ¿Qué es lo normal?

01/06/2021
1 min lectura

Compartir en:

El control de peso previo y durante el embarazo es sumamente relevante, puesto que, cuando las mujeres salen de los parámetros normales, se incrementa el riesgo de padecer enfermedades, tanto para la madre como para su hijo.

Según comenta el doctor Néstor Lagos, ginecólogo y nutriólogo de Clínica Alemana, “sabemos que en la población chilena, alrededor del 75% tiene sobrepeso u obesidad, lo que se une a un 87% aproximadamente de sedentarismo, generando una mezcla perfecta en términos de factores de riesgo para las mujeres que van a enfrentar un embarazo”.

“Por esto, es importantísimo que las embarazadas controlen su peso, pero esto debe ser una planificación previa”, para enfrentar esta etapa en buenas condiciones. “De esta forma, los procesos metabólicos estarán ajustados al momento de concebir para que la mujer pueda alcanzar un aumento de peso óptimo durante este periodo y así disminuir el riesgo de complicaciones”, agrega.

¿Cuánto peso es normal subir durante el embarazo?

El doctor Lagos explica que se ha realizado un gran esfuerzo tanto a nivel nacional como internacional, para establecer parámetros normales sobre la cantidad de peso que debiera aumentar una mujer durante su embarazo.

Sin embargo, esto puede variar de acuerdo con las características de cada paciente, por lo que realizar una evaluación personalizada de cada mujer se vuelve sumamente relevante para hacer recomendaciones específicas en cada caso y así disminuir los riesgos. De esta forma, se pueden considerar factores como:

  • Diagnóstico nutricional previo.
  • Diagnóstico nutricional durante el embarazo.
  • Concurrencia de enfermedades propias del embarazo.

Riesgos asociados a aumentar mucho de peso embarazada

Entre los riesgos más frecuentes que identifica el especialista en mujeres con obesidad, como patología nutricional durante el embarazo se encuentran:

Para la madre:

  • Aborto.
  • Aborto recurrente.
  • Diabetes gestacional.
  • Hipertensión gestacional.
  • Trombosis venosa.
  • Hemorragia.
  • Mayor posibilidad de necesitar más anestesia en el parto.
  • Aumento en las posibilidades de parto inducido.
  • Más posibilidades de requerir cesárea.
  • Hospitalizaciones prolongadas.

Para el hijo:

  • Malformaciones congénitas del tipo neurológico, como espina bífida.
  • Problemas de formación del encéfalo o hidrocefalia.
  • Parto prematuro.
  • Muerte fetal.

Por todo lo anterior, el especialista es enfático al recordar que todas las mujeres que desean buscar un embarazo deben someterse a un control nutricional previo y durante la gestación, especialmente en aquellos casos en que hay sobrepeso u obesidad previa.