Densitometría ósea: ¿Para qué sirve el examen?

Densitometría ósea: ¿Para qué sirve el examen?

20/10/2021
2 min lectura

Compartir en:

La densitometría ósea es un examen que permite conocer la composición corporal de una persona. De esta forma, el procedimiento puede tener diferentes usos, según las características del paciente.

Así, cuando se solicita una densitometría ósea de composición corporal, también llamada de cuerpo entero, se utiliza para hacer un diagnóstico más exacto del peso, porque permite realizar una diferenciación entre el exceso de grasa y el desarrollo de masa muscular, explica el doctor Francisco Ibarra, internista y especialista en medicina preventiva de Clínica Alemana.

“Habitualmente, este examen se les solicita a deportistas, pero también puede ser indicado desde el punto de vista de la nutrición o medicina preventiva”, agrega el experto. Lo anterior, porque con este examen se puede medir:

  • Porcentaje de grasa abdominal.
  • Porcentaje de masa muscular total y regional.
  • Cómo se distribuye la grasa en tu cuerpo, lo que se comportará como un indicador de riesgo de padecer enfermedades.
  • Tu masa ósea.
  • Densidad mineral ósea, lo que es especialmente recomendado para mujeres mayores de 45 años.

Por otro lado, existe una versión más acotada del examen que es denominado densitometría ósea de ambas caderas y columna. En este caso, el procedimiento se utiliza para detectar osteoporosis.

La osteoporosis es la pérdida de calcio y microestructura normal de los huesos que se debilitan y corren peligro de fracturarse. Entre sus factores de riesgo se encuentran:

  • Uso de corticoides por más de 3 meses.
  • Hipotiroidismo.
  • Tabaquismo.
  • Índice de masa corporal menor a 20.
  • Baja ingesta de calcio.
  • Menopausia.

Osteoporosis, menopausia y densitometría ósea

¿Qué relación existe entre la menopausia y la osteoporosis? De acuerdo con la doctora Paula Vanhauwaert, ginecóloga experta en climaterio de Clínica Alemana, durante este periodo de la vida, la mujer está más expuesta a sufrir esta enfermedad, porque deja de producir estrógeno, hormona que ayuda a la mantención de un hueso sano. De hecho, durante los primeros 2 años de la menopausia la mujer pierde hasta un 20% de su masa ósea.

Si bien, se ha demostrado que la terapia de reemplazo hormonal, junto con hacer ejercicio y el consumo de calcio y vitamina D, son las opciones más eficaces para prevenirlo, “es sumamente importante que toda mujer sobre los 65 años que se encuentre en periodo de climaterio, comience a realizarse la densitometría ósea de ambas caderas y columna cada 2 a 3 años”, agrega la especialista.

“Cuando existen factores de riesgo asociados a osteoporosis, se propone que la densitometría ósea se realice a mujeres entre 50 y 64 años, cada 2 años”, agrega el doctor Ibarra.

De esta forma, se podrá detectar precozmente, lo que le permitirá tener un tratamiento adecuado para prevenir fracturas que generan morbilidad, pérdida de autonomía y, en algunos casos, mortalidad; agrega la especialista.

¿En qué consiste la densitometría ósea?

La densitometría ósea es un procedimiento que no requiere preparación, es completamente indoloro y bastante rápido. En general, no debería tomarte más de 15 minutos realizártelo. Ten en cuenta que para poder realizártelo no puedes haber estado expuesto a contraste oral 7 días antes o intravenoso 3 días antes del examen.  

Para esto sólo debes recostarte en la camilla del equipo para comenzar el análisis. Así, con una mínima radiación de rayos X, el densitómetro comenzará a tomar una especie de fotografía de los huesos de tu cadera y columna, zonas que se fracturan con más frecuencia en esta etapa.  

Climaterio y Endocrinología

Ofrece orientación y otorga un adecuado tratamiento de los síntomas del período de transición entre la perimenopausia y la postmenopausia

Más información