Enfermedad renal crónica: La clave está en prevenir

Enfermedad renal crónica: La clave está en prevenir

11/03/2021
1 min lectura

Compartir en:

La enfermedad renal crónica (ERC), antiguamente conocida como insuficiencia renal, es una disminución de la función de ambos riñones, producto de múltiples causas, que eventualmente siguen una evolución común, habitualmente progresiva, explica el doctor Juan Carlos Flores, nefrólogo de Clínica Alemana.

Asimismo, el especialista agrega que la mayoría de los pacientes con enfermedad renal crónica se mantienen en una etapa precoz, vale decir, etapas uno a la tres, por décadas, y una minoría de ellos, evolucionan a etapas más avanzadas como la cuatro o cinco.

Causas

Como se mencionó anteriormente, las causas de una insuficiencia renal son múltiples. Sin embargo, los dos grandes factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecerla son:

Ambas son patologías de alta prevalencia en la comunidad y sólo una minoría de estos pacientes evolucionarán con daño renal. Por esto, es sumamente importante identificar estos factores de riesgo en personas asintomáticas, explica el experto.

“De esta forma, se puede identificar de forma temprana si hay o no una predisposición al daño renal, lo que depende también de un buen manejo y control de la presión arterial y la glicemia”, dice el doctor Flores.

Síntomas de la enfermedad renal crónica

En su fase temprana, que puede tomar muchos años, la enfermedad renal crónica se manifiesta de manera silenciosa, es decir, no presenta síntomas.

Sólo se producen síntomas en sus etapas más tardías, siendo los más importantes:

  • Fatiga
  • Desánimo
  • Inapetencia
  • Náuseas
  • Vómitos

“Además hay tendencia a hipertensión arterial y retención de líquido (hinchazón de piernas). Cuando estos síntomas se presentan, el paciente ya está en una fase avanzada de la enfermedad, lo que hace muy difícil que el tratamiento revierta o cure la enfermedad”, confirma.

Diagnóstico y tratamiento

Para que los tratamientos contra la enfermedad renal crónica sean efectivos, el diagnóstico se debe realizar de forma precoz.

Así, para identificar la insuficiencia renal, el diagnóstico consta de:

  • Tomar la presión arterial en cada encuentro médico
  • Hacer un examen de orina completo
  • Hacer una creatinina en sangre

Un diagnóstico precoz permitirá una intervención farmacológica apropiada.

Sobre los tratamientos, el nefrólogo de Clínica Alemana asegura que “el énfasis está en la prevención en el nivel de atención primaria”. Por lo tanto, es relevante:

  • Detectar a los pacientes hipertensos y diabéticos: la mayoría no sabe que lo son al momento del diagnóstico
  • Instalar un buen control de la presión arterial y de la diabetes, para prevenir el daño renal
  • Determinación periódica de los índices que significan un daño renal (creatinina, albuminuria), para instalar una terapia específica que evite la progresión a fases tardías.
  • Evitar, dentro de lo posible, el uso de medicamentos antiinflamatorios, y medios de contraste radiológicos, que son tóxicos para el riñón.

Nefrología

El mejor equipo de Nefrólogos con diferentes áreas de especialización.

MÁS INFORMACIÓN