¿Qué es la fibromialgia? Síntomas y causas

¿Qué es la fibromialgia? Síntomas y causas

17/05/2021
1 min lectura

Compartir en:

 

La fibromialgia es un cuadro que se caracteriza por dolor generalizado en el sistema musculoesquelético y, según la doctora Alejandra Segovia, reumatóloga de Clínica Alemana, las mujeres son las principales afectadas por esta patología, sobre todo, entre los 30 y 60 años. 

Síntomas de la fibromialgia 

Además del dolor generalizado, la fibromialgia se acompaña con frecuencia de un grupo de síntomas y condiciones entre los cuales destaca:   

  • Sueño no reparador 

  • Déficit de memoria · Fatiga 

  • Cefalea tensional

  • Bruxismo

  • Colon irritable 

  • Vejiga irritable 

  • Mareos 

  • Sequedad bucal y ocular 

  • Hipotensión postural (mareos al pararse)  

Asimismo, la especialista agrega que “en más de la mitad de los casos, la fibromialgia presenta además, alguna patología psiquiátrica asociada, como depresión, ansiedad, crisis de pánico o estrés postraumático”. 

“La intensidad de los síntomas es muy variable, y depende de cada persona. Incluso en un mismo paciente este cuadro puede ser muy variable en el tiempo. Frecuentemente los síntomas se presentan o exacerban en los períodos de estrés y disminuyen cuando las personas están más tranquilas”, agrega. 

A pesar de que la fibromialgia no lleva a deformidad ni discapacidad física, está asociada a empeorar la calidad de vida, por lo que recibir un tratamiento adecuado se vuelve importante para controlarla. 

Diagnóstico 

Para desarrollar un cuadro de fibromialgia hay que tener una predisposición biológica, por ejemplo, ser mujer entre 30 y 60 años o tener antecedentes familiares, a lo que se agrega un estresor físico (como una infección viral) o psíquico (por ejemplo, un conflicto emocional importante). 

El dolor en estos casos no se origina en los sitios donde se percibe, sino que se trata de una interpretación exagerada por parte del sistema nervioso central (cerebro) de los impulsos que llegan desde el cuerpo. 

Dado que no presenta síntomas visibles ante el resto, suele ser un trastorno que quienes rodean al paciente no comprenden. Por esto, habitualmente las personas que la padecen llevan sus dolencias de manera silenciosa. El diagnóstico de esta patología es complejo, porque los exámenes de sangre e imágenes que se toman de las zonas en que hay dolor son normales. 

Por esto, para que una persona sea diagnosticada con fibromialgia los síntomas tienen que haberse prolongado por más de tres meses ininterrumpidamente y, por supuesto, se deben haber descartado otras patologías. 

 

Reumatología

El mejor equipo de Reumatólogos con diferentes áreas de especialización.

MÁS INFORMACIÓN