Resfrío y cambios de temperatura: ¿Nos enfermamos más en invierno?

Resfrío y cambios de temperatura: ¿Nos enfermamos más en invierno?

06/08/2021
2 min lectura

Compartir en:

Congestión y dolor de cabeza son algunos de los síntomas clásicos de un resfrío común, lo que suele relacionarse con el invierno y las bajas temperaturas. Sin embargo, esto no es necesariamente así, puesto que los virus que producen resfríos son los mismos durante todo el año.

Entonces, cabe preguntarse, ¿por qué nos enfermamos más cuando bajan las temperaturas? De acuerdo con el doctor Sebastián Solar, infectólogo de Clínica Alemana, esto se da principalmente por dos motivos.

“Cuando bajan las temperaturas, las defensas de la vía respiratoria se ven más vulneradas, producto de que se mueven más lento o se inmovilizan y pierden su capacidad de barrer las partículas de virus respiratorios o de polución que hay en el ambiente y eso hace que sea más fácil que estas invadan partes más bajas del tracto respiratorio o generen infecciones virales respiratorias altas. Por lo tanto, el frío sería un facilitador al vulnerar un mecanismo de defensa”, asegura el experto.

Asimismo, agrega que un segundo factor dice relación con que cuando bajan las temperaturas, existe la tendencia de estar en lugares más cerrados, con una mayor densidad de personas y para que no se vaya el calor, se cierran puertas y ventanas, lo que lleva a una ventilación insuficiente, lo que nos deja más expuestos si nos encontramos con alguien posiblemente enfermo que nos pueda contagiar algún virus. “En suma, lo que nos enferma es el virus propiamente tal y no los cambios de temperatura”, explica el doctor Solar. 

Los virus del resfrío se contagian a través del contacto de pequeñas gotas:

  • La tos.
  • Estornudos.
  • Reír.
  • Hablar.

De esta forma, los virus logran llegar a la mucosa respiratoria alta, donde crecen y se multiplican. Esto produce inflamación de la mucosa y, dependiendo del área afectada, puede haber síntomas rinosinusales, faríngeos, laríngeos, óticos o bronquiales. Lo más común es la inflamación de la mucosa nasal, lo que genera el clásico resfrío común.

En general, tienen una evolución autolimitada de tres a cinco días. Sin embargo, incluso en esta época, hay casos en que se puede complicar y generar otitis, sinusitis, cuadros bronquiales más serios o, a veces, incluso neumonías. Por lo tanto, cualquier resfrío en que las molestias excedan los 7 días (presencia de fiebre o un acentuado compromiso del estado general) es motivo de consulta.

“Es importante reforzar que en contexto de pandemia por Covid-19, no hay síntomas diferenciadores respecto al resfrío. Por esto, estará indicado realizar examen de PCR para SARS-CoV-2”, agrega el doctor Solar.

Recomendaciones para prevenir un resfrío

  • Lavado frecuente de manos, sobre todo después de estar en contacto con una persona resfriada.
  • Uso de pañuelos desechables para limpiar las mucosidades nasales y su eliminación inmediata.
  • Evitar el contacto estrecho con personas resfriadas.
  • Mantener una sana rutina de alimentación y de horas de sueño, y evitar el exceso de alcohol y tabaco.

 

 

Infectología

Se dedica al estudio y tratamiento de enfermedades producidas por agentes infecciosos como virus, bacterias, parásitos y hongos.

MÁS INFORMACIÓN