Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Globus: Ese permanente nudo en la garganta

Globus: Ese permanente nudo en la garganta

30/05/2005
1 min lectura

Compartir en:

Una de las expresiones más comunes de la pena o angustia es el nudo en la garganta, que generalmente termina al relajarse, comer o llorar. Sin embargo, existen personas que viven permanentemente con esta sensación, que no pasa fácilmente. A esto hoy se le denomina globus.

Según el gastronterólogo de Clínica Alemana, doctor Raúl Yazigi, esta percepción puede ser provocada por una causa orgánica, ya que el nudo en la garganta incesante es consecuencia de un daño en la laringe, producto de un reflujo gastroesofágico (RGE) que puede comprometer secundariamente la vía aérea, tanto superior como inferior.

El aumento del volumen de las estructuras de la laringe se presenta con pocos síntomas en la mayoría de los casos. Debido a lo cual se consulta tardíamente, lo que provoca que la laringe se vea afectada durante mucho tiempo.

'Los pacientes recurren a los especialistas por difonías, carrasperas, secreciones orofaríngeas, disfagia alta, tos crónica, ronquera matinal e incluso por la dificultad al tragar, entre otros síntomas, y no por las molestias digestivas', explica el doctor Yazigi.

A juicio del especialista, el globus es más exagerado en personas nerviosas. De este modo al producirse la tensión, el cuello sufre una contracción, lo que da la sensación del nudo en la garganta aumentado.

Este síntoma se presenta con mayor frecuencia en las mujeres debido a la fineza de su contextura, por lo que existe mayor contraste entre las estructuras de la faringe y la laringe.

Tratar la molestia

Básicamente se trata de un diagnóstico de sospecha, realizado ya sea por el otorrino o el gastronterólogo, quienes procederán con el tratamiento según el relato de los síntomas del paciente.

'Posteriormente, se buscan elementos que fundamenten el diagnóstico por reflujo gastroesofágico, por la detección del daño característico en la laringe o efectuando una investigación formal de este síndrome', aclara el gastronterólogo.

El tratamiento es a la base de la enfermedad, es decir, el reflujo. Y se realiza a través del uso de fármacos durante varios meses, aunque existen pacientes que estarán bajo control permanente, siendo los menos quienes se someterán a una cirugía anti reflujo.

Una vez cumplido este tratamiento, el otorrino evaluará la situación para confirmar los resultados. En caso de que la voz tenga aún problemas por mala función, se derivará a rehabilitación oral con el fonoaudiólogo.

Si esta patología no se detecta a tiempo puede tener consecuencias como una disfonía crónica y también podría ser un factor que contribuye a la aparición de nódulos en las cuerdas vocales.

Globus Hystericus

El concepto de Globus Hystericus nació en el siglo XIX al no encontrar la causa de este síntoma.

Esta sensación permanente se relacionó con los conflictos emocionales que aquejaban a los pacientes más nerviosos, en especial a las mujeres. Probablemente, esto fue lo que llevó a denominarlo "hystericus".

Así como en otras patologías, la medicina estigmatizó por décadas a los afectados, hasta que el enfoque comenzó a cambiar su rumbo al relacionarlo con el daño que causaba el reflujo gastroesofágico (RGE),

Actualmente se denomina Globus, porque de hystericus no tiene absolutamente nada.