Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Metaneumovirus: Virus respiratorio cada vez más conocido

Metaneumovirus: Virus respiratorio cada vez más conocido

23/08/2011
1 min lectura

Compartir en:

El metaneumovirus es un agente infeccioso relativamente nuevo, ya que recién fue descrito el año 2001 y, en Chile, se implementó el sistema de detección el 2007. Sin embargo, estudios han comprobado que existía desde hace décadas, pero no había sido identificado. En estos años, ya se ha identificado como un virus respiratorio que tiene su peak al final del invierno y principios de la primavera.

Se manifiesta con tos, congestión, abundante secreción nasal, fiebre y signos de obstrucción bronquial como sibilancias. Menos frecuente es la presencia de vómitos y diarrea. Cuando se agrava, puede derivar en bronquiolitis, con predominio de obstrucción e hipersecreción bronquial. Además, en ocasiones se produce laringitis, otitis, neumonía o una exacerbación asmática.

Por la similitud de sus síntomas con el virus respiratorio sincicial, se debe diagnosticar con un examen físico y además, un análisis de secreciones nasales.

Aunque también afecta a adultos, el 75% de las manifestaciones más graves se ve principalmente en niños menores de un año. También puede generar cuadros críticos en adultos mayores y personas inmunodeprimidas, es decir, quienes tienen sus defensas bajas debido, por ejemplo, a tratamientos como quimioterapias o drogas inmunosupresoras luego de un trasplante.

No hay un tratamiento específico, sólo se aplican medicamentos y técnicas para combatir la obstrucción nasal y bronquial, además de la fiebre. Para esto se realiza aseo nasal con solución salina, broncodilatadores, kinesiterapia respiratoria y antipiréticos, dependiendo del caso. Cuando hay hipoxemia (concentración insuficiente de oxígeno en la sangre) es necesario administrar oxígeno y, en casos graves, si el pulmón está muy afectado, se requiere ventilación mecánica. Por eso, deben hospitalizarse los lactantes con dificultad respiratoria o con un nivel de oxigenación insuficiente, y los niños pequeños, menores de dos meses, por el riesgo de apneas o de progresión de la enfermedad.

El principal mecanismo de transmisión del metaneumovirus es a través de las gotitas de aerosol que se dispersan por estornudo o tos, sobre todo en espacios cerrados. También por la manipulación de objetos o superficies contaminadas con el virus. Por lo tanto, se previene con lavado de manos si se ha estado en contacto con el virus, uso de mascarilla si se va a estar con enfermos, y evitando llevar a niños pequeños a lugares donde exista riesgo de contagio.

 

 

 

* Este artículo fue realizado con la colaboración del doctor Raúl Corrales, pediatra broncopulmonar de Clínica Alemana.

Departamento de Pediatría
Teléfono: 2101015