Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Altos niveles de influenza A y virus respiratorio sincicial

Altos niveles de influenza A y virus respiratorio sincicial

21/06/2012
2 min lectura

Compartir en:

Más de 650 casos de virus de influenza A y más de 400 de virus respiratorio sincicial (VRS) se notificaron en la semana entre el 10 y 17 de junio, según la Red de Vigilancia Metropolitana.

“Se observa persistencia del brote simultáneo de influenza A (predominantemente H3N2) y virus respiratorio sincicial. Junto a la circulación de virus parainfluenza, hacen de esta semana un periodo crítico para la transmisión de virus respiratorios, y el consecuente aumento de consultas y hospitalizaciones”, afirma el doctor Pablo Vial, infectólogo de Clínica Alemana.

Según muestras del Laboratorio Clínico de Clínica Alemana, de un total de 394 casos, los más afectados con influenza A son los preescolares y escolares. Esta patología se manifiesta con fiebre, escalofríos, cansancio, decaimiento, dolor de cabeza y musculares, y problemas respiratorios, como congestión nasal, dolor de garganta (y al tragar) y tos que aparece desde el principio, primero seca y luego con flemas.

Una vez contraida la enfermedad, se recomienda beber líquidos en abundancia, guardar reposo y tomar los medicamentos correspondientes. Existe tratamiento específico con antivirales, medicamentos que acortan la duración de la enfermedad y que pueden prevenir complicaciones siempre que se usen precozmente (dentro de las primeras 24 a 48 horas de iniciados los síntomas).

En cuanto al virus respiratorio sincicial, el doctor Jorge Roque, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica de Clínica Alemana, confirma el brote: “La UCI Pediátrica está llena y, de los 12 niños hospitalizados, hay ocho por enfermedades respiratorias, todos lactantes menores de dos meses. De ellos, seis están con VRS. En tanto, en hospitalización pediátrica, 15 de los 17 pacientes hospitalizados, están afectados por enfermedades respiratorias”.


Esta patología comienza con coriza -inflamación de la mucosa nasal-, tos, mucosidad y, a veces, fiebre. Después de un par de días, puede derivar en bronquiolitis, bronquitis obstructiva y bronconeumonía. No existen medicamentos específicos para tratarlo, solo se manejan los síntomas, como bajar la fiebre e hidratar al enfermo. Asimismo, a veces es necesario el uso de broncodilatadores inhalados y kinesiterapia para movilizar las secreciones de los bronquios.

Medidas de Prevención:

Ambos virus se contagian a través de secreciones respiratorias y mediante las manos y objetos que han estado en contacto con el paciente. Para prevenir su contagio hay que:

 

- Evitar el contacto con personas enfermas.
- Tener un lavado de manos frecuente, sobre todo si se ha estado en contacto con alguien contagiado. También se puede usar alcohol gel.
- Evitar la contaminación intradomiciliaria, como humo de cigarro y estufas a parafina.
- Evitar cambios bruscos o excesos de temperatura, y la humedad.
- Para la influenza, la mejor medida es la vacunación, ya que reduce las posibilidades de desarrollar la enfermedad en un 75% y también evita su manifestación más grave, complicaciones y necesidad de hospitalización.

 

 

Departamento de Pediatría

Teléfono: 2101015