Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Declive hormonal masculino

Andropausia:

Declive hormonal masculino

25/12/2012
1 min lectura

Compartir en:

Al igual que las mujeres, con el paso de los años, los hombres ven afectados sus niveles hormonales. En ellos, alrededor de los 55 años, baja la producción y liberación de testosterona (hormona producida en el testículo), lo que conlleva una serie de consecuencias a nivel sexual, corporal y conductual.

Sexualmente, disminuye la libido, la capacidad de erección y la posibilidad de llevar a cabo un coito en forma adecuada. En el ámbito físico, manifiestan fatiga, desmineralización ósea (mayor riesgo de fractura), disminución de la masa muscular e incremento de la grasa abdominal. El comportamiento, en tanto, se ve afectado por la aparición de desánimo e irritabilidad. También puede haber trastornos de la memoria y concentración.

Cada uno de estos síntomas se enmarca dentro de un período fisiológico llamado andropausia, cuyo nombre surgió con la idea de establecer una analogía con la menopausia femenina. Sin embargo, esto es incorrecto. El doctor Juan Miguel Ilzauspe, endocrinólogo de Clínica Alemana, explica que “a diferencia de lo que pasa en la mujer, donde la pérdida de la función ovárica es definitiva y permanente, en el varón no hay una interrupción completa ni abrupta de la función gonadal, sino que es un proceso paulatino que puede durar décadas”. Eso explica por qué algunos hombres pueden convertirse en padres a los 60, 70 u 80 años.

Terapia de reemplazo hormonal
Para determinar qué pacientes son candidatos a este tratamiento es necesario consultar a un especialista que defina la real carencia de testosterona. Para eso, se miden los niveles de la hormona a través de una muestra de sangre. Si se confirma el diagnóstico se puede optar a la terapia de reemplazo hormonal (inyectable o gel).

El aporte exógeno de testosterona permite que el paciente mejore el estado de ánimo, aumente la masa muscular y la densidad mineral ósea, y disminuya la grasa abdominal. Asimismo, ayuda a que recupere el deseo y la performance sexual.


La importancia de la testosterona:

La testosterona juega un rol clave en el desarrollo masculino. Durante la adolescencia participa en la aparición de los caracteres sexuales secundarios como aumento del tamaño del pene y del escroto, aparición del vello púbico y crecimiento óseo. También favorece la aparición de la barba y el cambio en el tono de voz. Además, es necesaria para la producción y maduración de los espermios.

 

Servicio de Endocrinología

Teléfono: 2 2101051