Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Niños: ¡Vamos a leer!

Niños: ¡Vamos a leer!

19/07/2012
1 min lectura

Compartir en:

La mayoría de los niños aprende a leer después de los cuatro años, pero antes de este gran evento, tienen que pasar algunas cosas, como que manifiesten interés en hojear libros y revistas, y en aprenderse los nombres de las letras. Cuando se detecta esto, puede ser que ya hayan adquirido algunas de las primeras destrezas importantes para leer.

¿Cómo inculcarles el amor por los libros?
Se recomienda comenzar el proceso a temprana edad y hacerlo como rutina; por ejemplo, reservando un momento del día para leer juntos, dejando libros en su pieza para que los vea cuando quiera, leyéndole libros que le gusten y, de preferencia, haciendo juegos con letras, palabras y números en lugar de forzarlo a aprender.

Según la edad, se recomiendan diferentes técnicas:
De 6 meses a 1 año
• Entregarle libros de cartón o materiales suaves para que los vea, muerda y juegue.
• Ver libros de imágenes y nombrar los objetos que vea con entusiasmo.
• Tomarlo en brazos y leerle en voz alta. Aunque no entienda, él disfruta el tono de voz.

De 1 a 3 años
• Leerle cada día y que él elija el cuento, aunque lo repita.
• Permitirle leer, nombrando objetos o inventando una historia.

De 3 a 5 años
• Ir a la biblioteca con él.
• Ayudarlo a reconocer palabras completas.
• Aprender y recordar la apariencia de las palabras.
• Señalar cosas cotidianas como señales de tránsito o logos.
• Al leer con él, pedirle que invente su propia historia sobre lo que pasa en el libro.
• Que leer sea parte de la rutina para ir a dormir.
• Dejarlo ver algunos programas de TV que enseñan a leer, pero verlos con él.

Leer en voz alta y algo más
Es una de las mejores maneras de que aprenda y se entretenga. Se recomienda hacerlo con mucho ánimo, cambiando las voces de los personajes y haciendo ruidos de animales. En definitiva, que todo sea más divertido, con actuación si es necesario.

Además, hay que:

• Pasar el dedo por las palabras para que las conozca y aprenda.
• Tomarse tiempo para ver dibujos y pedirle que nombre lo que está viendo.
• Relacionar los eventos del libro con los de la vida.
• Contestar todas las preguntas que haga porque puede ayudarle a expresar sus pensamientos.
• Aunque ya sepa leer, hay que seguir leyéndoles en voz alta porque pueden comprender más aún.

• Cuando él lea en voz alta, hay que ayudarlo con las palabras complicadas y terminar cada sesión cuando se canse o frustre.

Departamento de Pediatría

Teléfono: 2101015