Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Nuevas pistas sobre el Alzheimer

Nuevas pistas sobre el Alzheimer

05/09/2012
2 min lectura

Compartir en:

Retrasar su avance, ese es el objetivo del tratamiento que se realiza hace años contra el Alzheimer. No ha habido muchos progresos en cuanto a un tratamiento curativo, pero se trabaja para que en un futuro cercano esta patología se pueda atrasar más aún, prevenir y, por qué no, quizás curar.

 

La doctora María Isabel Behrens, neuróloga de Clínica Alemana, explica que seutilizan dosfármacos: Los anticolinesterásicos, que aumentan la acetilcolina —neurotransmisor que permite estar atento y alerta y que disminuye en personas con Alzheimer— y retrasan la patología unos años. También está la memantina, que regula otro neurotransmisor, el glutamato, para evitar que este se sobreactive y afecte a las neuronas.El primero se utiliza en etapas leve a moderada y,el segundo,de moderada a severa. Si se consumen juntos, se suman los efectos y retrasa la patología más que al usarlos por separado.

 

Ejercicios físicos y memoria

Según investigaciones de la Clínica Mayo, realizar 30 minutos de actividad física de cualquier tipo cinco veces a la semana, reduce el riesgo de deterioro cognitivo. “Estudios muestran que el ejercicio disminuye este deterioro en personas sanas y en quienes están en etapas previas a la demencia o con demencia tipo Alzheimer o vascular. Se demostró un mejor rendimiento en pruebas de memoria en aquellos que tenían más actividad durante el día, incluyendo actividades domésticas y en edades avanzadas”, afirma la especialista.

 


— ¿Cómo el ejercicio disminuye estos riesgos?
Estudios en ratones han mostrado que el ejercicio aumenta la neurogénesis, es decir, el crecimiento de nuevas células en el hipocampo, zona principal del cerebro para la memoria de corto plazo. Esto estaría relacionado a un aumento en factores tróficos cerebrales y también a unamejoría de la actividad cardiovascular y metabólica.

 

— ¿Qué otros estudios se están realizando?
Algunos relacionan cambios en la forma de caminar con mayor deterioro cognitivo. A esto se suma que antes se reportó que quienes no presentan demencia, pero se empiezan a caer más, tienen mayor riesgo de desarrollarla.

 

Además, un tratamiento endovenoso con inmunoglobulina, utilizado para otras enfermedades neurológicas, detiene el avance si es aplicado dos veces al mes.

 

El próximo año se probarán medicamentos en hijos de personas con Alzheimer de la forma hereditaria. Sabiendo quiénes tienen la mutación, se conoce los que van a desarrollar la enfermedad y quiénes no. Así se probará si los medicamentos sirven para retardarla o prevenirla.

 

También existe el tratamiento con metformina, fármaco que se usa para la resistencia a la insulina y la diabetes. En ratones favorece el crecimiento neuronal. Como muchas personas lo toman para esas patologías, en unos años, se podrá ver si disminuye el Alzheimer.

 

— ¿Cómo se imagina el tratamiento de Alzheimer en diez años más?
Yo creo que se ven perspectivas de un tratamiento en dos formas: preventivo (tratando de evitar que se deposite amiloide para evitar la cadena de efectos que le siguen) y otro que favorezca la regeneración tisular.

 

¿Cómo prevenir el Alzheimer?
Con actividad física y manteniéndose socialmente activo (leer, tomar cursos, participar en debates, ver televisión).

¿Cuándo consultar?
Cuando se olvidan cosas importantes o que antes se recordaban. Mientras más temprano se consulta, mejor, porque se pueden corregir algunos factores de riesgo, como hipotiroidismo, falta de vitaminas, anemia, efecto de fármacos, etc.

 

Servicio de Neurología

Teléfono: 2101060