Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Ojo con los problemas genitales infantiles

Ojo con los problemas genitales infantiles

11/07/2012
1 min lectura

Compartir en:

Durante el cambio de pañal y/o aseo genital de los niños y niñas es recomendable que los padres presten atención a señales como enrojecimiento, secreción, hinchazón o sangrado, ya que pueden estar frente a una urgencia genital. En estos casos, la mejor alternativa es trasladar al pequeño(a) a un servicio clínico y consultar a un especialista.

Problemas masculinos

En los niños, la condición más frecuente es la balanitis, una inflamación del pene que produce enrojecimiento, dolor y secreción purulenta. El doctor Francisco Saitua, jefe de la Unidad de Cirugía Infantil de Clínica Alemana, explica que “generalmente, los niños sufren estrechez de pene, lo que genera retención de orina (en una zona que de por sí tiene bacterias), y posterior irritación”.

Esta situación se presenta en niños no circuncidados, por lo que una higiene adecuada es fundamental. El especialista comenta que, en la mayoría de estos casos, el tratamiento contempla la aplicación de cremas antibióticas locales, la administración de analgésicos, y el uso de antibióticos en casos muy seleccionados. Solo algunos niños requieren circuncisión posterior (corte del prepucio).

Otro síntoma que produce preocupación en los padres y que requiere consulta urgente es el aumento de volumen escrotal, doloroso o asintomático, que puede acompañarse de enrojecimiento. Esto se puede asociar a una hernia inguinal (acumulación de líquido en torno al testículo), inflamación testicular o torsión de testículo. Cualquiera de estas situaciones debe ser consultada en un servicio de urgencia de forma inmediata.

Los niños no circuncidados, además, están propensos a atrapar su prepucio en el cierre del pantalón. En estos casos, lo recomendable es no subir ni bajar el cierre para evitar otra lesión más grave y trasladar al pequeño a un servicio de urgencia para que, bajo anestesia local, puedan liberar su pene del cierre.

Urgencias femeninas

Los principales cuadros de urgencias genitales en niñas son la vulvitis y la sinequia de labios menores. La primera es una infección de los genitales externos, que se presenta con dolor, enrojecimiento, secreción de la zona y, fundamentalmente, ardor al orinar. Se produce por el uso excesivo de jabón durante el aseo de la zona o por la presencia de un parásito intestinal (oxyurus).

La segunda, en tanto, es cuando los labios menores están sellados debido a la carencia de los efectos de las hormonas femeninas en los genitales de las niñas. El tratamiento en general es sintomático, con medidas locales, incluso aplicando ocasionalmente cremas de hormonas y muy excepcionalmente liberando las adherencias en forma quirúrgica.

Para el doctor Saitua, el diagnóstico precoz y la terapia oportuna de estas condiciones pueden prevenir otros problemas como las infecciones urinarias. El profesional también hace hincapié en la importancia de practicar una higiene adecuada para un niño o niña, es decir, solo con agua, sin retracción del prepucio en los niños y dejando muy seca la zona, en especial en las mujeres.