Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cinco tips para disfrutar de la piscina sin problemas

Cinco tips para disfrutar de la piscina sin problemas

27/10/2013
1 min lectura

Compartir en:

A medida que se acerca el verano, es importante tener en cuenta ciertos aspectos de seguridad cuando se disfruta de las piscinas. No hay que olvidar que un niño puede ahogarse en pocos centímetros de agua y que aunque sepa nadar desde pequeño, siempre debe estar supervisado por un adulto.

1. No confiarse: Los padres o adultos responsables de un niño no deben perderlo de vista cuando está cerca de una piscina, río o mar. Es importante supervisarlo y estar atento todo el tiempo. Hay que dejar las distracciones de lado, como uso de celulares, mirar programas de TV, ir a preparar algo a la cocina, etc. Si el menor no sabe nadar, debe estar a una distancia máxima de un brazo del cuidador. No hay que confiarse aunque el pequeño sepa nadar, ya que puede ahogarse igual por el peso de la ropa o por el nerviosismo que le produce la caída.


2. Rejas: Ponerlas alrededor de la piscina. Se recomienda no retirarlas cuando los niños de la casa ya han crecido, porque los hijos de familiares o amigos también pueden caerse al agua y sufrir un accidente. Debiera tener al menos 1,50 mt de altura con barrotes separados por 15 cm. como máximo. Así un niño no puede pasar la cabeza. La puerta se debe abrir hacia fuera, con un dispositivo de cierre automático y cerradura.


3. Alarma y cubierta: No remplazan la reja. La primera, no previene los accidentes de inmersión, solamente avisa lo que está ocurriendo en la piscina. En el segundo caso, es posible adicionar a la reja una malla o plástico cobertor, los que deben resistir hasta 120 kg.


4. Flotadores: Las “alitas” o flotadores de brazos no son confiables, porque no mantienen la cabeza fuera del agua. Son un elemento de ayuda, pero no reemplazan el acompañamiento o supervisión de un adulto. A los niños se les debe poner un chaleco salvavidas adecuado a su peso y tamaño (se debe leer su etiqueta y verificar si es el que corresponde).


5. Juguetes: Los juguetes que flotan no son salvavidas. Bicicletas, autitos, triciclos, entre otros, son aparatos que no deben estar cerca de la piscina porque pueden ser muy peligrosos. Los niños se pueden resbalar, golpear la cabeza y caer al agua inconscientes, por lo mismo, tampoco se recomienda hacer juegos que impliquen correr alrededor de la piscina. Se debe tener presente que los juguetes también pueden ser utilizados como “escalera” para trepar la reja en un momento de descuido del adulto responsable.

Este texto fue realizado con la ayuda del doctor Héctor Araníbar, pediatra de Clínica Alemana.