Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cuidados de la piel en recién nacidos

Cuidados de la piel en recién nacidos

28/07/2013
2 min lectura

Compartir en:

Evitar el uso de colonias, usar shampoos y jabones adecuados, y mudarlos frecuentemente, son algunas de las recomendaciones para que la piel de los recién nacidos no se vea afectada en los primeros meses de vida.

Si bien la piel tiene su propia barrera de grasa para protegerse, en los menores de un año esta es más delgada y no tan madura como para protegerse del medio ambiente y de agentes irritantes que puedan estar presentes en jabones, detergentes y shampoos.

“Aunque el niño no sea extremadamente alérgico, un detergente fuerte o una colonia pueden irritarlo. Tampoco deben usarse productos con fragancias o colonias, ni siquiera en la ropa porque las partículas son volátiles y pueden irritar la cara o las manos”, explica la doctora Daniela Kramer, dermatóloga infantil de Clínica Alemana.

La especialista especifica que hay que separar a los niños de piel normal con los de piel sensible. Los primeros no sufren problemas cutáneos, toleran bien los productos y no necesitan hidratación porque tienen su propia barrera cutánea de grasa. Pero, los recién nacidos de piel sensible tienen una barrera alterada que permite que eliminen más agua hacia afuera y que irritantes externos penetren con facilidad y provoquen dermatitis. Ellos necesitan humectación, que sea con productos del pH ácido de la piel, sin fragancias ni colorantes.

Los baños deben ser cortos, con agua tibia y poco jabón, el que debe ser de tipo syndet, que no reseca la piel porque no es emulsificador de grasa. También se recomienda el jabón de afrecho. No hay que echarles jabón por todas partes, solo donde lo necesiten, el resto se lava con agua.

“En cuanto al lavado de pelo, en niños de piel seca, mientras menos se les lave la cabeza con shampoo, mejor, porque es un producto que es emulsificador de grasa, reseca la piel.

Dos veces a la semana es suficiente. También debe ser sin fragancias ni colorantes.
En niños con piel normal, se puede lavar más seguido”, recomienda la especialista.

Para evitar problemas en la zona del pañal, se aconseja hacer muda frecuente, mantener la zona seca y cada vez que haya deposiciones mudarlo lo antes posible. Asimismo, usar crema de barrera con óxido de zinc (habituales en el mercado) en cada muda.

La especialista aconseja consultar al pediatra o dermatólogo infantil cuando la piel se irrita por más de 48 horas, en una zona extensa y/o el niño tiene síntomas como picazón, ardor o dolor. También ante signos de infección: aumento de volumen, eritema (enrojecimiento) y secreción o costra amarillenta.
Documento sin título

Recién nacidos lejos del sol
Los menores de seis meses no pueden exponerse a la radiación UV, ya que no deben usar protectores solares, porque pueden absorber químicos del producto o hacer dermatitis. Los niños mayores de seis meses, tampoco deben estar expuestos directamente al sol y al estar al aire libre, además, deben usar protectores solares físicos de origen mineral cada tres horas durante el día. “La protección física con ropa adecuada, como gorros, y evitar las horas de mayor radiación es la clave en la educación de la protección solar en niños”, concluye la doctora Kramer.

 

Servicio de Dermatología

Teléfono: 2210 1062 - 2210 1064