Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Jet lag: cómo adaptarse al horario después de un viaje

Jet lag: cómo adaptarse al horario después de un viaje

16/07/2013
1 min lectura

Compartir en:

Adaptarse al nuevo horario luego de un largo viaje puede transformarse en un verdadero aterrizaje forzoso. Este fenómeno, conocido como jet lag, es el más común de los trastornos circadianos, los que se originan cuando el reloj biológico ubicado en el cerebro de cada personas está desfasado con el horario en que le corresponde funcionar.

A continuación, el doctor Leonardo Serra, neurólogo del Centro del Sueño de Clínica Alemana, explica esta alteración y cómo disminuir sus efectos.

¿Cuáles son los principales síntomas del jet lag?
Dificultades para conciliar el sueño o somnolencia excesiva, despertar precoz, sueño poco reparador, y alteraciones del apetito y la digestión.

¿Cuánto desfase horario es necesario para que se produzca?
En general, basta con dos horas de desfase para que se haga más notorio el jet lag, y es peor mientras mayor sea la diferencia horaria.

¿Le pasa a todo el mundo o hay personas que no sufren jet lag?
A todos les pasa en mayor o menor medida, depende de la susceptibilidad individual. En términos generales, nos cuesta adecuarnos menos en los viajes hacia el este, porque nos adaptamos en el mismo sentido en que avanza nuestro reloj biológico.

Los viajeros frecuentes están constantemente expuestos al jet lag, ¿es posible que finalmente desarrollen otro tipo de alteraciones por esta causa?
Efectivamente, la falta de adaptación, además de producir síntomas molestos, deteriora la calidad de vida de la persona. Esto es más evidente cuando se trata de viajes de negocios, porque se ve afectada la capacidad productiva o rendimiento, y la toma de decisiones. Lo mismo ocurre en caso de participar en competencias deportivas, por ejemplo.

¿Cuáles son las recomendaciones en caso de jet lag?
A quienes viajan por un periodo muy corto de tiempo, se les aconseja no adaptarse al horario del lugar adonde van, pues antes de haberlo logrado tendrán que desadaptarse, ya que en general este proceso de adecuación toma un día por cada hora de diferencia que exista.

Si en cada viaje se sufre de un grado importante de jet lag, se recomienda iniciar el cambio de horario algunos días antes de partir y tomar el horario del lugar de destino ya en el avión, comiendo y durmiendo cuando corresponda. Durante el vuelo y al llegar, se deben evitar la deshidratación, y el consumo de alcohol, bebidas con cafeína y comidas pesadas. Si es necesario, se puede tener una siesta corta solamente a la llegada. Si la experiencia personal indica que esto no es suficiente, se aconseja consultar con un especialista para ver la conveniencia de tomar hipnóticos o melatonina (hormona del sueño), ya que su adecuada utilización puede facilitar el proceso adaptativo.

 

Servicio de Neurología

Teléfono: 2210 1060 - 2210 1061