Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Smartphones y tablets: cómo se relacionan con el insomnio

Smartphones y tablets: cómo se relacionan con el insomnio

25/06/2013
2 min lectura

Compartir en:

hspace=8Chile se ha convertido en el tercer país latinoamericano con mayor penetración de smartphones en la población, con un 19%, de acuerdo a un estudio publicado en marzo de este año por GSMA -organización de operadores móviles dedicada al apoyo de la normalización, la implementación y promoción del sistema de telefonía móvil GSM- . Asimismo, en 2012 la cantidad de tablets en el país creció 386%, de acuerdo a la Cámara de Comercio de Santiago.

Es así como cada vez son más quienes cuentan con una o ambas herramientas tecnológicas, lo que trae asociado una serie de ventajas, pero también algunos hábitos que pueden afectar la calidad de vida.

En este sentido, el doctor Leonardo Serra, neurólogo del Centro de Trastornos del Sueño de Clínica Alemana, explica que en el último tiempo se ha visto que algunas personas que sufren de insomnio, pero que han logrado controlarlo gracias a la ayuda de un especialista, retroceden en sus avances de un momento a otro, y piensan que el tratamiento ha perdido su efectividad.

“Al buscar respuestas para este problema, surge como explicación un hábito cada vez más arraigado entre la población, los pacientes se están acostumbrando a utilizar sus smartphones o tablets antes de irse a dormir”, explica.

Pero, ¿de qué manera estos aparatos tecnológicos interfieren con un sueño reparador? “Hay dos factores relevantes: el primero, es que la luz que emiten las pantallas es muy intensa y directa a los ojos, lo que en definitiva posterga el inicio de la secreción de melatonina, hormona natural del organismo que echa a andar los mecanismos del sueño. El segundo factor, tiene que ver con el estado de activación mental con que dejan estos equipos al usuario antes de apagarlos. La persona queda estimulada luego de jugar, chatear o, peor aún, si se pone a trabajar o contestar correos laborales”, explica el doctor Leonardo Serra.

Un estudio de la Clínica Mayo de Estados Unidos plantea que reducir la intensidad de la luz en los teléfonos celulares o tablets y sujetar el aparato a una distancia mínima de 30 cm. de la cara disminuiría la posibilidad de interferir con la melatonina y alterar el sueño.

De todas formas, hay otras situaciones que alteran esta hormona, entre ellas el estrés y los problemas del ánimo. “Los artículos electrónicos agravan o intensifican otras condiciones. Por ejemplo, en el caso de los estudiantes su uso se suma a otros malos hábitos, como horarios irregulares, lo que finalmente se traduce en insomnio”, aclara el doctor Serra.

En menor medida, agrega el especialista, existen medicamentos betabloqueadores (algunos antihipertensivos) que pueden inhibir o reducir la secreción de melatonina. También, en los adultos mayores, las cataratas disminuyen la entrada de luz y eso desfasa el ciclo sueño-vigilia, por lo que se duermen y levantan más temprano.

El doctor Serra explica que la masificación en el uso de smartphones y tablets altera el sueño de mujeres y hombres por igual, sin importar la edad. Por lo anterior, es un tema que se debe tener presente y comentar en la consulta con el médico tratante cuando hay dificultades para dormir.

 

Servicio de Neurología

Teléfono: 2210 1060 - 2210 1061