Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Con la piel hidratada

Con la piel hidratada

18/05/2014
1 min lectura

Compartir en:


Manchas y arrugas pueden aparecer por no tener la piel suficientemente hidratada. Y es que cuando las células tienen un adecuado balance hidroelectrolítico, el tejido cutáneo es capaz de reparar y eliminar toxinas que finalmente, pueden provocar estas desagradables marcas.


La doctora Francisca Sánchez, dermatóloga de la Clínica Alemana, explica que la deshidratación se da porque la piel pierde la capacidad de retener agua: 'las causas pueden ser variadas, como alteraciones en la superficie cutánea que afectan la función de barrera, adelgazamiento del estrato córneo, falta de lubricación, pérdida de proteínas que retienen agua en la piel y en estados de deshidratación del organismo'.

Agrega que como factor externo, hay que sumar el clima seco, como el de Santiago, que hace que se pierda agua a través de la piel hacia el medio ambiente, lo que no ocurre en climas tropicales.

Cómo mantener la piel hidratada

Para lograr una buena hidratación cutánea, es necesario tomar líquido durante el día, especialmente en ambientes secos. Asimismo, se debe consumir una dieta equilibrada, que contenga alimentos con proteínas, minerales y vitaminas.

'Pero por sí solo no basta, además, después de los 25 años, hay que usar cremas faciales y corporales adecuadas a cada tipo de piel', dice la especialista.

Los serum también ayudan a la hidratación, ya que contienen uno o dos principios activos que se sabe que son estimulantes de procesos reparativos, depuradores de toxinas, protectores, o estimulantes de la regeneración tisular en una alta concentración.

En cuanto a la diferencia entre hidratación y humectación, la doctora Francisca Sánchez aclara que la primera se refiere al aporte de agua al tejido cutáneo, idealmente junto con moléculas que ayuden a retener este líquido en la piel, mientras que humectación es el aporte de agua, de moléculas que la retengan y de lípidos que contrarresten el fenómeno de pérdida transepidérmica de agua. También está el concepto de nutrición, que implica el aporte de principios activos que ayuden a reparar, restituir o regenerar.

¿Cómo saber si la piel está o no hidratada?

El frío del invierno y los ambientes calefaccionados son un desafío para mantener la piel bien hidratada, especialmente se secan la cara y las manos. Hay que aplicar cremas humectantes a diario en estas zonas, hombres , mujeres , niños y adultos .
Cuando la piel está mal hidratada o mal humectada, se ve poco turgente, es decir, si se pliega la piel, se demora en recuperar la forma, hay aumento del reticulado fino de la piel, se ve seca o incluso descamativa.