Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Glaucoma: una enfermedad ocular silenciosa e irreversible

Glaucoma: una enfermedad ocular silenciosa e irreversible

27/07/2014
3 min lectura

Compartir en:

En el mundo, hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 39 millones son ciegas y 246 millones presentan baja visión, de acuerdo a cifras publicadas este año por laOrganización Mundial de la Salud (OMS). El 2% de todos estos casos se debe al glaucoma, una enfermedad que no produce síntomas, lo que la hace especialmente peligrosa, ya que la mayoría de los afectados no saben que la tienen.

Se trata de una neuropatía óptica, es decir, una enfermedad del nervio óptico en que el principal factor de riesgo es la presión intraocular elevada que va deteriorando progresivamente las fibras nerviosas. Esto se debe a que la vía de salida del humor acuoso (trabéculo) se comienza a dañar, lo que dificulta su evacuación.

El doctor Pablo Romero, oftalmólogo de Clínica Alemana, explica que existen varios tipos de glaucoma, el más frecuente es el primario deánguloabierto. En este caso el principal grupo de riesgo está integrado por personas con antecedentes familiares, presión intraocular elevada, miopía, mayores de 60 años, etc. En cuanto a los otros tipos de glaucoma, afectan principalmente a quienes sufren hipermetropía, tienen antecedentes de trauma ocular grave en un ojo, usan corticoidestópicososistémicos, entre otros. Sin embargo, es posible que en algunos casos esta afección se presente en personas sin ningún factor de riesgo conocido.

Como se trata de una enfermedad silenciosa, el diagnóstico suele realizarse como un hallazgo durante el examenoftalmológico, es decir, las personas van al especialista por otra causa y al evaluarlos se detecta glaucoma.

“Cerca de un tercio de los pacientes suelen consultar muy tarde, incluso cuando ya han perdido la visión de al menos un ojo. Por eso es importante que toda persona mayor de 40 se realice un control oftalmológico cada uno o dos años. Si existen antecedentes familiares o alguno de los factores de riesgo mencionados, este debe efectuarse desde los 30 años”, destaca el doctor Romero.

La clave es la detección precoz

La agudeza visual puede mantenerse hasta etapas muy avanzadas de la enfermedad, por eso esta patología puede pasar desapercibida para el afectado por mucho tiempo. El campo visual - cantidad de información percibida por el ojo-, va disminuyendo de forma progresiva hasta que se produce un campo tubular, o sea, solo se ven lasimágenescentrales y no las periféricas.

 

“Es importante considerar que una buena visión no es solo la calidad de lasimágenescaptadas por el ojo, también es el campo visual que este es capaz abarcar. Entonces, una persona con glaucoma que ha perdido gran parte del campovisualperiférico, puede tener buena visión para lejos, pero de todas formas esto podría considerarse ceguera”, explica el doctor Romero.

 

En cuanto al tratamiento, este va dirigido a detener la progresión de la enfermedad y no a revertir el daño que ya existe en el nervio óptico, ya que este es irreversible. Las terapias van enfocadas principalmente a disminuir la presión intraocular, ya sea con medicamentos o con cirugía. El objetivo es proteger el nervio óptico o tratar la causa, cuando esta se conoce.

 

 

“Sin embargo, lo más importante es la prevención. Para ello, la única manera de detectarlo a tiempo es a través de un control oftalmológico precoz”, concluye el especialista.