Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Vértigo: cuando el suelo da vueltas

Vértigo: cuando el suelo da vueltas

28/01/2014
1 min lectura

Compartir en:

El vértigo es una sensación rotatoria, quienes lo sufren lo describen como si ellos o el mundo a su alrededor girara sin parar. Es un síntoma de algunos trastornos del equilibrio, al igual que el mareo, y constituye uno de los motivos más frecuentes de consulta médica en los servicios de urgencia a toda edad, ya que suele provocar angustia por miedo a sufrir una caída.

“Los trastornos del equilibrio son un grupo de enfermedades frecuentes, en general benignas, pero con un gran impacto en la calidad de vida, ya que en muchas oportunidades llevan al paciente a restringir sus actividades físicas, sociales y laborales”, explica el doctor Hayo Breinbauer, otorrinolaringólogo y otoneurólogo de Clínica Alemana.

Las causas más frecuentes de trastornos del equilibrio son cuando falla el laberinto vestibular, sensor que registra los movimientos de la cabeza y que está ubicado en el oído interno. También puede haber un problema en el nervio vestibular, que lleva la información del equilibrio al cerebelo, coordinador de los movimientos del cuerpo.

La mayoría de los cuadros que afectan estas estructuras son de origen viral y tienen un curso benigno, sin mayor riesgo para la persona, a pesar de lo intensos e incapacitantes que puedan resultar sus síntomas. Asimismo, puede influir el estrés y la sobrecarga emocional, que amplifican los trastornos del equilibrio. Un grupo más reducido puede tener un origen vascular o de mayor gravedad en las estructuras del nervio vestibular y del cerebro.

Tratamientos para el vértigo

El doctor Breinbauer asegura que, en general, los vértigos tienen una excelente y rápida respuesta al tratamiento. Para esto es necesario un adecuado y oportuno diagnóstico, tanto para comenzar a tratarlo lo antes posible (lo que se asocia a una mejor y más rápida recuperación), como para descartar los infrecuentes casos en que la causa es de origen vascular, neurológico o de mayor gravedad.

Hasta hace pocos años, las alternativas disponibles para evaluar este tipo de patología eran limitadas y tendían a provocar molestos síntomas en los pacientes. Aunque estos métodos siguen teniendo gran utilidad, actualmente existen nuevas tecnologías que permiten evaluar con mayor precisión y sensibilidad el sistema del equilibrio sin provocar molestias.

Estos avances diagnósticos han permitido desarrollar nuevas estrategias terapéuticas. “Dentro del abanico de tratamientos se encuentran algunos medicamentos orales, la posibilidad de inyectar fármacos en el oído a través del tímpano, pero sobre todo destacan las maniobras de reposicionamiento de la cabeza y ejercicios de rehabilitación del equilibrio, que permiten corregir estos trastornos efectiva y rápidamente”, concluye el doctor Breinbauer.

¿Qué es el mareo?

Es distinto al vértigo, ya que no existe esa sensación rotatoria. El mareo contempla inestabilidad o desequilibrio, como si el suelo se moviera o fuera de esponja. Quienes los sufren sienten que se van a caer o que necesitan apoyarse de las paredes. Los casos más graves pueden ir acompañados de náuseas y vómitos.