Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Discalculia: niños en guerra con los números

Discalculia: niños en guerra con los números

16/05/2015
1 min lectura

Compartir en:

Leer y escribir números, contar, sumar y restar suelen ser operaciones sencillas para la mayoría de las personas, el primer acercamiento con las matemáticas en la infancia. Sin embargo, hay niños que a pesar de esforzarse en aprender esta materia, no logran entenderla y terminan viendo a los dígitos como verdaderos enemigos.

Ellos tienen discalculia, una dificultad específica para resolver operaciones aritméticas, sin la existencia de una lesión o causa orgánica que lo justifique. Generalmente, se trata de personas con un coeficiente intelectual normal, incluso, hay algunos que logran un gran desarrollo en otras áreas del conocimiento.

Es frecuente que esté asociado a otros trastornos de aprendizaje como dislexia, déficit atencional y algunos del espectro autista

El doctor Marcos Manríquez, neurólogo infantil de Clínica Alemana, explica que este problema “tiene una frecuencia cercana al 4 a 6 %, pero a veces no es considerado como una alternativa al mal rendimiento de los niños en el área numérica y, en muchas ocasiones, se hace difícil que los profesores acepten una evaluación diferenciada por este motivo”.

Suele tener un origen genético, por lo que es probable que existan antecedentes de familiares. Es frecuente que esté asociado a otros trastornos de aprendizaje como dislexia, déficit atencional y algunos del espectro autista.

Cuando hay problemas de rendimiento en esta área y existe sospecha clínica de que puede tratarse de discalculia, el neurólogo infantil confirma el diagnóstico a través de pruebas estandarizadas, habitualmente realizadas por psicopedagogos.

¿Tiene solución?

Identificar y tratar este problema a tiempo es muy importante, ya que a largo plazo puede afectar no solo la asignatura de las matemáticas sino también el desarrollo del razonamiento abstracto relacionado con este campo. Sin embargo, con un diagnóstico adecuado y un tratamiento oportuno, los niños que sufren este trastorno tienen un buen pronóstico.

El tratamiento suele ser realizado por una psicopedagoga y consiste en la reeducación, la que se basa en los resultados que el niño obtuvo en la evaluación neuropsicológica, que es la que revela las fortalezas y debilidades en cada caso.

De acuerdo a esto, se establece un programa de trabajo especializado enfocado a estimular el pensamiento matemático a través del desarrollo de estrategias centradas en aspectos como lenguaje matemático, resolución de problemas, memoria, orientación espacial y temporal, organización espacial, conceptualización y habilidades sociales.

Departamento de Pediatría

Centro del NiñoCentro del Niño