Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Hablar dormido: un fenómeno frecuente en la infancia

Hablar dormido: un fenómeno frecuente en la infancia

29/08/2015
1 min lectura

Compartir en:

Hablar dormido es un fenómeno que muchos experimentan, sobre todo en la infancia. Quienes lo hacen pueden emitir desde sonidos incomprensibles hasta un diálogo perfectamente lúcido con respuestas atingentes, asociadas al sueño que están teniendo.

Este comportamiento se llama somniloquía y es un tipo de parasomnia, es decir, una conducta anormal que ocurre mientras se duerme. De acuerdo al doctor Leonardo Serra, neurólogo del Centro del Sueño de Clínica Alemana, se trata de un fenómeno bastante común y puede darse en forma repetitiva hasta en un 10% de la población.

“En general, las parasomnias se presentan principalmente en niños y van desapareciendo en la medida en que el cerebro va madurando”, explica.

¿Cuándo preocuparse?

El doctor Serra explica que, la mayor parte de las veces, este fenómeno no reviste importancia, sobre todo si se trata de un episodio aislado, pero si se da con frecuencia, puede estar asociado a otras parasomnias, como el sonambulismo.

Asimismo, si junto con emitir sonidos, la persona actúa los sueños, puede tratarse de un Trastorno Conductual del Sueño REM, enfermedad neurológica que tiene otras implicancias. Por eso, en estos casos es importante consultar con un especialista.

También se deben tomar medidas si los episodios son muy seguidos o si la persona suele hablar muy fuerte, ya que este comportamiento puede afectar su calidad de sueño y también la de quienes la rodean, transformándose en un problema de convivencia.

¿Se puede prevenir la somniloquia?

Las probabilidades de que se presenten episodios de parasomnias disminuyen mientras más ordenados sean los hábitos de sueño.

El doctor Serra sostiene que “las probabilidades de que se presenten episodios de parasomnias disminuyen mientras más ordenados sean los hábitos de sueño y menos elementos existan que lo interrumpan y superficialicen, como otras enfermedades del sueño, por ejemplo las apneas, que sí pueden tratarse”.

Consejos para un buen dormir

- Evitar el consumo nocturno de alcohol y tabaco.

- Tener comidas livianas antes de dormir.

- No usar el dormitorio para otros fines, como trabajar, comer, ver televisión, etc.

- No ocupar el tablet o celular antes de dormir porque la luz que irradia inhibe la secreción de melatonina (la hormona del sueño) y no permite que la mente se desconecte y prepare para el descanso.