Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Mes del Colon: Un diagnóstico a tiempo para seguir disfrutando

Abril

Mes del Colon: Un diagnóstico a tiempo para seguir disfrutando

26/03/2015
1 min lectura

Compartir en:

Desde 2012, dentro de los cánceres diagnosticados con más frecuencia, tanto en hombres como en mujeres, se encuentra el de colon y recto, según información de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A propósito de esto y como es tradición en Clínica Alemana, durante abril se realiza el Mes del Colon que consiste en un programa preventivo para detectar lesiones sospechosas en esta zona.

En Chile, la realidad no es muy distinta. De hecho, el cáncer colorrectal cobra la vida de alrededor de mil personas cada año, de acerdo al Ministerio de Salud, Minsal.

Esta iniciativa de Clínica Alemana contempla una consulta con un especialista y una colonoscopía total con sedación (estudio que permite la completa exploración del colon y recto), a valores preferenciales. Este programa está dirigido a hombres y mujeres de 50 años sin antecedentes familiares de la enfermedad y desde los 40 años si tienen historial.

El año pasado, en abril, el programa del Mes del Colon detectó lesiones pre-malignas (pólipos) en un tercio de los pacientes.

Además, en el Mes del Colon, Clínica Alemana se realizará la charla gratuita “Pólipos como precursor de cáncer de colon”, a cargo del doctor Rodrigo Valderrama. Esta actividad se hará el jueves 9 de abril, a las 18:00hrs. en el auditorio Dr. Haecker, 1°piso de Clínica Alemana.

El cáncer de colon y recto es un tumor maligno originado en las células del intestino grueso o recto. Afortunadamente, tarda en alcanzar etapas avanzadas, y en un alto porcentaje de los casos presenta lesiones previas o precursoras benignas, conocidas como pólipos, que con el tiempo pueden malignizarse.

Medidas de prevención

  • Además de realizar un control médico periódico, se pueden efectuar algunos cambios en el “estilo de vida” que colaboran a prevenir esta patología, por ejemplo:
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, ya que contienen vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que colaboran a proteger al organismo del cáncer.
  • Disminuir el consumo de grasas, especialmente saturadas como las de origen animal como (carnes rojas, leche entera, quesos amarillos, helado, etc).
  • Consumir calcio, y vitamina b puede ayudar a prevenir el desarrollo de cáncer de colon y recto, especialmente en personas con antecedentes familiares.
  • Incluir en la dieta ácido fólico, el que se encuentra en los vegetales verde oscuros, como espinacas, acelgas, arvejas y es usado para fortificar algunos de los cereales habitualmente consumidos como desayuno.
  • Disminuir la ingesta de alcohol porque incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de colon.
  • Realizar actividad física, ya que aumenta la movilidad intestinal, por lo tanto, disminuye el tiempo de exposición del colon a sustancias potencialmente dañinas.