Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Nueva tecnología apoya complementariedad público-privada

Nueva tecnología apoya complementariedad público-privada

04/02/2015
1 min lectura

Compartir en:

En Chile, el cáncer digestivo que tiene más víctimas fatales es el de estómago, con 3.237 muertes al año, de acuerdo a las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Salud en 2011.

 

Con el propósito de disminuir este número, el Instituto Nacional del Cáncer, INC, puso en funcionamiento una nueva Torre endoscópica con tecnología BLI, con magnificación, tinción electrónica y mucho mejor visión, equipo de última línea capaz de detectar lesiones que pueden inducir al desarrollo de esta enfermedad, de manera de tratarlas precozmente y evitar así que se convierta en un tumor maligno, avanzado y de peor pronóstico.
 
Este equipamiento, adquirido mediante fondos públicos por el Instituto Nacional del Cáncer, fue inaugurado el miércoles 4 de enero, precisamente en el Día Internacional del Cáncer, en el Servicio de Endoscopía este centro asistencial, área que ha logrado un importante desarrollo en el último tiempo, gracias al acuerdo de colaboración docente asistencial que existe desde 2008 entre esta institución, Clínica Alemana y la Universidad del Desarrollo, con el propósito de impulsar el área asistencial, la docencia, la investigación y la formación de especialistas, entre otros.
 
En la oportunidad, el doctor Roque Sáenz, jefe del Servicio de Gastroenterología de Clínica Alemana y uno de los impulsores de esta iniciativa, anunció que con la llegada de este equipo se da inicio a un nuevo Programa de Detección Precoz de Cáncer Digestivo.
 
“En el último tiempo, ha aparecido un concepto nuevo, que es la‘endoscopía 2.0’, que va mucho más allá de lo que hemos visto hasta ahora y que es precisamente lo que nos permite este nuevo equipamiento, afirma”.
 
El doctor Rodney Stock, jefe del Servicio de Endoscopía del Instituto Nacional del Cáncer, explicó que con esta tecnología se dará inicio a un proyecto modelo en el país, que permita detectar el cáncer gástrico de manera incipiente, es decir, pesquisar alteraciones microscópicas que están en la superficie del estómago y tratarlas antes de que evolucionen a cáncer o cuando el cáncer está en etapa incipiente y curable.
 
En este sentido, el doctor Alejandro de Marinis, médico subdirector de Clínica Alemana, y el doctor Patricio Gayán, subdirector médico de Desarrollo Institucional del Instituto Nacional del Cáncer, destacaron la importancia de una efectiva colaboración público privada, para concretar proyectos tan valiosos como este, que impactan directamente en los beneficiarios del sistema público de salud.

Servicio de Gastroenterología