Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Adultos mayores: cómo mantener una sonrisa saludable

Adultos mayores: cómo mantener una sonrisa saludable

28/08/2016
1 min lectura

Compartir en:

Con el paso de los años se pueden producir cambios en la estructura y funcionamiento de la cavidad bucal, lo que puede aumentar el riesgo de patologías como las periodontales, que afectan principalmente a las encías y las caries.

El odontólogo Alfredo Zunino, de Clínica Alemana, explica que la enfermedad dental más común en el adulto mayor es la periodontal, donde se pierde progresivamente el hueso que soporta los dientes. Si bien esta afección es, la gran mayoría de las veces, indolora, puede llegar a generar pérdida de piezas dentales en caso de no ser tratada adecuadamente. A esto se suma el desgaste natural de los dientes y tratamientos odontológicos pasados y, muchas veces, también el daño dejado por otras patologías como reflujo gastroesofágico o bruxismo.

Se recomienda una limpieza dental profesional cada seis meses, comenta el especialista.

Efectos de la dieta en la salud bucal

La alimentación también cobra gran importancia en la salud bucal. Por ejemplo, es relevante tener presente que los alimentos procesados con exceso de azúcar o carbohidratos aumentan el riesgo de desarrollar caries.

En tanto, una alimentación desbalanceada también puede desencadenar alteraciones, debido a la falta de ciertos nutrientes. Estas se expresan por ejemplo, como fallas en la cicatrización, hemorragias o cuadros que -en condiciones normales- no se presentarían.

“El balance en la dieta es fundamental para la salud bucal. También es importante considerar que el consumo de fibras es un aliado en este sentido, porque estas ayudan, con el roce, a la higiene superficial de los dientes, además, de las frutas y verduras” comenta el odontólogo.

¿Cómo cuidar los dientes?

Para mantener los dientes y encías sanos el especialista recomienda:

  • Cepillarse dos veces al día con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Debe ser dos minutos en cada ocasión.
  • Usar hilo dental al menos una vez al día.
  • Utilizar pasta dental (dentífrico) que contenga fluoruro porque ayuda a fortalecer el esmalte y a prevenir las caries.
  • Cambiar el cepillo de dientes cada tres meses, o antes de ser necesario. Un cepillo desgastado no es tan efectivo para limpiar.
  • No fumar. Los fumadores tienen más problemas en los dientes y encías que los no fumadores.
  • Mantener las prótesis dentales, retenedores y otros aparatos limpios. Esto incluye cepillarlos regularmente. También se pueden remojar en una solución limpiadora que facilite su limpieza.
  • Visitar al odontólogo regularmente. Se recomienda una limpieza dental profesional cada seis meses.

Servicio de Odontología