Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Avances en el tratamiento de los cálculos urinarios

Avances en el tratamiento de los cálculos urinarios

07/08/2016
3 min lectura

Compartir en:

Los cálculos urinarios son “piedras”, habitualmente de sales de calcio, que se forman en las cavidades de los riñones (cálices renales), donde pueden permanecer a veces por largo tiempo pasando inadvertidos. Sin embargo, al aumentar de tamaño o desplazarse es posible que produzcan diversas complicaciones, como dolor intenso, infecciones urinarias o daño renal.

Es fundamental tratar estas condiciones en forma oportuna para aliviar las molestias y evitar complicaciones que pueden ser graves. Hoy existen diversas opciones para abordar esta patología -conocida como urolitiasis-las que vandesde la prevención y el estudio metabólico en los casos recurrentes, hasta el tratamiento mediante diversas técnicas mínimamente invasivas.

Respecto a las causas, se sabe que algunos factores de riesgo –que la persona puede modificar- son la baja ingesta de líquido, el exceso de proteínas animales (carnes rojas y blancas) en la dieta y un alto consumo de sal. Otro elemento que aumenta las probabilidades de desarrollar cálculos es tener antecedentes familiares de esta patología.

En la actualidad, la mayoría de los tratamientos disponibles son mínimamente invasivos, afirma el especialista.

El motivo de consulta más frecuente en los casos de urolitiasis es el dolor, originado por el desplazamiento de un cálculo desde uno de los riñones hacia las vías urinarias (uréter). En este caso, el diagnóstico se realiza basado en la historia clínica y se confirma con un escáner (tomografía computada) sin medio de contraste.

El doctor Alfred Krebs, urólogo de Clínica Alemana, explica que la mayoría de estos pacientes finalmente termina eliminando el cálculo de forma espontánea, sin necesidad de someterse a ninguna intervención. Sin embargo, es importante que los demás sean evaluados caso a caso para definir cuál tratamiento es el más indicado. “Al año, Clínica Alemana recibe un alto volumen de pacientes con litiasis urinaria y alrededor de 350 de ellos requieren un procedimiento terapéutico dirigido. En la actualidad, la mayoría de los tratamientos disponibles son mínimamente invasivos”, afirma.

Principales tratamientos

Cirugía endoscópica: es una de las alternativas más utilizadas actualmente porque permite tratar los cálculos de forma aguda, es decir, cuando están transitando por las vías urinarias y producen dolor, además de aquellos detectados en el riñón. Esta técnica, que se denomina ureteroscopía, es mínimamente invasiva y hace posible extraer los cálculos de forma rápida y segura, sin necesidad de realizar una incisión. Habitualmente, se realiza con anestesia general y requiere que los pacientes permanezcan hospitalizados una noche. Clínica Alemana es pionera en Chile en el uso de la ureteroscopía flexibe para el tratamiento de cálculos urinarios y tiene la mayor experiencia nacional en este campo.

Litotricia extracorpórea: permite eliminar los cálculos de forma no invasiva, ambulatoria y con mínima analgesia, sin embargo, es un procedimiento que no es efectivo en todos los casos de litiasis. Esta terapia utiliza un equipo llamado litotriptor, el cual tiene incorporado un sistema de localización (rayos X y eventualmente ecografía) y otro que genera energía en forma de ondas acústicas, las que se transmiten desde fuera del cuerpo y se focalizan en forma precisa sobre el cálculo para fragmentarlo, por lo que no hay incisiones. Los trozos se eliminan posteriormente por la orina. Clínica Alemana cuenta hace años con esta opción terapéutica y adquirió recientemente un nuevo equipo de litotricia de última generación.

Cirugía percutánea: en ocasiones, hay cálculos de gran tamaño alojados al interior del riñónpara lo que se suele utilizar la cirugía percutánea, que permite removerlos mediante una punción e incisión mínima en la zona lumbar. La utilización de instrumentos especiales hace posible fragmentar los cálculos y extraer los trozos por esta vía a través de un tubo de aproximadamente un centímetro de diámetro. Este procedimiento requiere que el paciente permanezca uno o dos días hospitalizado. Posteriormente, se realiza un seguimiento con radiografía o escáner para verificar que no existan residuos.

Estudio metabólico

Al menos un mes después de haber realizado cualquiera de los tratamientos antes descritos, en Clínica Alemana se les ofrece a los pacientes que han tenido episodios repetidos de cálculos que se sometan a un estudio metabólico, el que consiste esencialmente en una muestra de sangre y otra de orina de 24 horas. Los resultados permiten determinar si existe alguna tendencia particular para volver a formar cálculos.

El doctor Krebs explica que hay personas que, por ejemplo, tienen exceso de calcio en la orina, por su tipo de dieta o por causas genéticas. “Dependiendo de cada caso, es posible prevenir a través de medidas dirigidas, como mejorar hábitos alimenticios, por ejemplo tomar más líquido, restringir las carnes o, incluso, tomar ciertos medicamentos. Asimismo, hay pacientes que tienen déficit de sustancias que evitan la formación de cálculos y el suplementarlas puede contribuir a evitar que se vuelvan a generar”, precisa. El estudio metabólico y la prevención de urolitiasis recurrente se realizan en Clínica Alemana en forma integrada entre especialistas de los equipos de Urología y Nefrología.

Recomendaciones

  • A todos quienes hayan tenido alguna vez cálculos renales, se les aconseja en general:
  • Tomar suficiente líquido para orinar por lo menos dos litros diarios.
  • Hidratarse adecuadamente si se hace deporte y, por lo tanto, existen mayores pérdidas.
  • Disminuir el consumo de todo tipo de carnes.
  • Disminuir la ingesta de sal.