Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Consejos para un viaje largo y placentero

Consejos para un viaje largo y placentero

03/07/2016
1 min lectura

Compartir en:

El reducido espacio en los asientos de los aviones puede producir múltiples molestias posturales, sobre todo para quienes ocupan más espacio. Asimismo, los viajes largos en auto o bus pueden ser bastante incómodos. El doctor José Manuel Navarrete, fisiatra de Clínica Alemana, explica qué hacer para evitar estas molestias.

¿Por qué estar sentado mucho tiempo puede generar dolor?

En general, esa es una posición de descanso, pese a eso, si se mantiene esta postura por más de una hora, se sobrecargan ciertas estructuras como la piel de las zonas de apoyo y algunos grupos musculares.

Se debe consultar frente a un cuadro de complicaciones vasculares, como enrojecimiento, aumento de la temperatura local, dolor de una pierna o dificultad respiratoria.

¿Qué áreas son las más afectadas?

Las regiones cervical y lumbar, y las extremidades superiores por posiciones mantenidas; las zonas de apoyo (fundamentalmente espalda y glúteos) y la musculatura de las extremidades inferiores, en especial la pierna derecha, cuando se conduce por trayectos largos, por el control de los pedales acelerador y freno.

¿Hay personas que, por ciertas características, les afecte más?

Quienes sufren enfermedades que generen dolor crónico como fibromialgia, artrosis, artritis reumatoide y lumbago, entre otras, pueden resultar más afectadas. Asimismo, personas con alguna patología discapacitante que las obligue a estar en posiciones poco habituales (hemiplejia, paraplejia, tetraplejia).

¿Qué hacer para evitar estas molestias?

En auto, lo ideal es planificar los viajes para efectuar detenciones de cinco a diez minutos, cada una hora; alternar de conductor; tener el habitáculo del auto y el asiento configurados de la manera más ergonómica posible. También, es aconsejable mantener una buena hidratación antes y durante el viaje para evitar los calambres y disminuir el riesgo de trombosis.

Siempre es necesario “descansar” poniéndose de pie, efectuar estiramientos generales, y flectar y extender los pies para activar la musculatura de las pantorrillas que es la bomba impulsora de sangre que evita que los pies se hinchen y que se produzcan trombos en las piernas (síndrome de la clase turista).

¿Existe la mejor posición para viajes largos?

Los asientos deben estar reclinados ligeramente (30°), las piernas en semiflexión (60°) y, si se va a conducir, los brazos deben quedar semiflectados (30°), con las manos en el manubrio en posición “10 para las 2”.

¿Qué accesorios son útiles?

Se pueden usar cojines lumbares si el asiento no cuenta con apoyo en esa zona o cervicales en caso de ir como pasajero, en especial si se prevé que se dormirá durante el viaje. En personas con antecedentes de várices o mal retorno venoso, se recomienda utilizar medias o calcetines compresivos.

¿Cuándo es necesario ir a un especialista?

Cuando al llegar al destino, persisten los síntomas musculoesqueléticos.Se debe consultar en forma urgente frente a un cuadro que haga sospechar complicaciones vasculares, como enrojecimiento, aumento de la temperatura local, dolor de una pierna o dificultad respiratoria.