Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Deporte con calor: la importancia de una buena hidratación

Deporte con calor: la importancia de una buena hidratación

25/12/2016
1 min lectura

Compartir en:

En esta época, cada vez son más las que personas que aprovechan de ejercitarse al aire libre, lo que puede significar una mayor exposición al sol. Considerando esto, es importante saber que la regulación de la temperatura corporal es fundamental al momento de realizar cualquier tipo de deporte, ya que si no es la adecuada, se pueden producir múltiples problemas que van desde disminución del rendimiento físico -con cansancio y debilidad muscular- hasta un shock de calor.

Un síntoma frecuente en estos casos son los calambres, que se presentan como un espasmo o dolor incontrolable en los músculos.

Un síntoma frecuente en estos casos son los calambres, que se presentan como un espasmo o dolor incontrolable en los músculos. Otras manifestaciones son mareos, piel fría y pálida, exceso de transpiración, dolores de cabeza, náuseas y vómitos.

El agua es el elemento principal en la prevención de estos malestares. El doctor Gonzalo Fernández, deportólogo del Programa ProDeporte de Clínica Alemana, sostiene que 'tomar desde 750 a 1.000 cc de líquido por hora de actividad física y dos litros más al finalizar, debiera mantener al organismo en un estado de equilibrio'.

Otras medidas necesarias al momento de realizar deporte al aire libre son usar filtro solar, ropa anti rayos ultravioleta (UV), evitar el consumo de alcohol y cafeína, además de mantener una dieta con una adecuada cantidad de electrolitos (calcio, sodio, potasio, etc.), los que se encuentran en alimentos como el plátano, leche, salmón, palta, brócoli, papas y queso.

“De todas formas, siempre es preferible evadir la actividad física en los horarios peak de temperatura, pero si no existen otras opciones para ejercitarse, es necesario seguir al pie de la letra los cuidados descritos”, agrega el doctor.

¿Quiénes corren mayor riesgo?

Las personas que se encuentran en los extremos de la vida, es decir, niños y adultos mayores, son quienes tienen más riesgo de padecer deshidratación y, por lo tanto, agotamiento por calor y calambres. Su capacidad de regular térmicamente el cuerpo es menos eficiente que en edades intermedias. Es por eso que deben tratar de evitar la actividad física a temperaturas elevadas.

También son más vulnerables a estas condiciones ambientales las personas que sufren algún tipo de enfermedad crónica o quienes toman medicamentos que interfieren en los procesos de termorregulación y que favorecen la deshidratación, como los diuréticos.

Por eso es importante elaborar un plan de ejercicio adecuado para cada caso, considerando estos y otros aspectos relevantes dependiendo de las características individuales. Para otorgar apoyo en este sentido, el Programa ProDeporte de Clínica Alemana ofrece un manejo integral de aspectos como rendimiento, nutrición, reacondicionamiento físico y enfermedades propias de los deportistas.

Tips para actuar frente a síntomas de deshidratación

• Suspender la actividad deportiva y rehidratarse rápidamente con bebidas isotónicas.

• En caso de calambres, estirar suavemente la zona y dar masajes. También se puede aplicar hielo local.

• Si los síntomas persisten, acudir a un servicio de urgencia para evaluación.