Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Trail running: las zapatillas correctas para un mejor rendimiento

Trail running: las zapatillas correctas para un mejor rendimiento

23/08/2016
2 min lectura

Compartir en:

No es lo mismo correr en plano o en pavimento que en los cerros, práctica conocida como trail running, a la que hay que agregar la dificultad de las irregularidades del camino, como pendientes y superficies inclinadas hacia los lados. Por esoes importante elegir el calzado adecuado.

Además de preocuparse de que la zapatilla sea la correcta,para correr en cerros, también hay que poner atención en los pies.

“Para cada deporte es indispensable el uso de una zapatilla buena y específica para lo que se va a practicar. Utilizar la correcta en trail running ayuda a obtener un buen rendimiento, evitar dolores en la extremidad inferior (de cadera a tobillo), esguinces o sinovitis articulares, y descompensaciones o lesiones por torsiones de tobillo o pie”, afirma el doctor Pablo Wagner, traumatólogo del Equipo de Tobillo y Pie de Clínica Alemana.

Características que debe tener una buena zapatilla:

  • Material respirable.
  • Tamaño amplio en la parte delantera: con 1 cm de espacio delante del dedo más largo, pero ajustada en el talón.
  • Medidas: se debe considerar el tipo de pie. Si es pronador, debe haber una mayor altura y rigidez en el arco que en la parte externa del zapato. Para pie supinador basta con una zapatilla con buena amortiguación, especialmente en la zona delantera de la zapatilla. (Ver recuadro)
  • Estructura interna: más rígida que la de running habitual y menos que la de trekking.
  • Suela: antideslizante, ya que se corre frecuentemente sobre rocas o superficies húmedas y resbalosas. Debe ser demenor altura que una de running para disminuir la distancia con el suelo y reducir así el riesgo de torsiones de tobillo.
  • Amortiguación por sexo: la diferencia se da por el peso de cada género. Las zapatillas de hombre deben tener una amortiguación más duradera que las de mujeres para que no colapsen en forma precoz.
  • Duración: depende de la frecuencia de uso, si es semanal, no deben utilizarse más de seis meses, ya que luego sus materiales comienzan a fatigarse. Para maximizar su vida útil, al terminar la corrida siempre se deben limpiar del barro, sacar la plantilla y ponerla a secar y dejar toallas de papel o diario dentro de la zapatilla para absorber la humedad acumulada.

El especialista agrega que la zona del mediopié, donde se localiza el arco, las zapatillas deben tener un adecuado soporte, especialmente en corredores con pronación excesiva. De lo contrario, se puede producir una inflamación de los tendones y articulaciones, lo que aumenta el riesgo de sufrir lesiones por sobrecarga o estrés.

Finalmente, luego de la corrida, es importante revisar el estado de los pies. “Se deben examinar para evaluar la presencia de lesiones en la piel, aparición de ampollas o dolores puntuales. Estos hallazgos pueden indicar que la zapatilla no es la adecuada para ese pie”, concluye el doctor Wagner.

Este y otros temas relacionados con la mejor forma de realizar una práctica deportiva son parte de la orientación entregada por el Programa de Medicina del Deporte de Clínica Alemana, Pro Deporte, que cuenta con un equipo multidisciplinario experto en aspectos como rendimiento, nutrición, reacondicionamiento físico y enfermedades propias de los deportistas.

Tipos de pisada y la zapatilla adecuada

- Pronadora (pie plano): se caracteriza por una caída del mediopié, con una frecuente asociación de un talón desviado hacia afuera. Es la pisada que requiere obligatoriamente un soporte interno en el arco, además de una rigidización de la estructura de la zapatilla.

- Supinadora (pie cavo): no necesita un soporte en el arco, necesariamente, pero sí es indispensable una amortiguación en la zona del metatarso para evitar lesiones por sobrecarga (por ejemplo, fracturas por stress).

Equipode Traumatología y Ortopedia