Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Zapatos infantiles: cómo elegir para que crezcan a paso firme

Zapatos infantiles: cómo elegir para que crezcan a paso firme

16/10/2016
1 min lectura

Compartir en:

Alrededor de los nueve meses y el año de edad, los niños comienzan a dar sus primeros pasos y es entonces cuando una prenda que antes era ocasional pasa a ser parte esencial de su atuendo diario: los zapatos.

Su función principal es proteger del frío y de los objetos cortantes del piso. Respecto a su rol en la formación del pie, se ha visto que hay niños que crecen descalzos sin problemas, sin embargo, en aquellos que usan calzado, es muy importante que cuenten con los indicados, porque una mala elección puede tener consecuencias importantes.

El doctor Pablo Wagner, traumatólogo infantil y del Equipo de Pie y Tobillo de Clínica Alemana, explica que en la infancia un calzado inadecuado puede afectar el desarrollo y fortalecimiento del pie. Además, zapatos apretados en los dedos (zapatos en punta) pueden desencadenar un juanete (Hallux valgus) a futuro.

Para evitar esto, es muy relevante que los papás sepan elegir el calzado correcto para sus hijos,preocupándose de que este sea confortable y calce adecuadamente. En este sentido, las principales recomendaciones son:

  • Elegir zapatos que sean blandos y flexibles.
  • Optar por aquellos amplios para permitir un adecuado desarrollo del pie (que no aprieten en la zona del empeine ni en los dedos).
  • Preferir los que son un poco más grandes que los que quedan justos o apretados.
  • Es importante que queden firmes, es decir, que no se salgan al caminar.
  • No usar modelos que terminen en punta o que tengan un taco prominente. Es recomendable preferir los que tienen contrafuerte), es decir, que cubran el talón.
  • La suela no debe ser rígida, resbalosa ni pegajosa.
  • El material tiene que ser 'respirable', especialmente en climas cálidos y cuando se trata de calzado deportivo para evitar transpiración excesiva.

El especialista aclara que, a diferencia de los que algunas personas piensan, no es necesario que el zapato tenga una suela o plantilla especial, esto no influye en el desarrollo del pie.

“Es muy importante recordar que el 90% de los niños tienen el pie plano hasta los siete años aproximadamente y esto es normal. Luego, con el desarrollo esquelético, va apareciendo el arco. Antes de eso, el único caso en que puede ser necesario indicar una plantilla es cuando existen dolores en los pies”, precisa.

Equipo de Traumatología Infantil