Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cardiología: Todo sobre el temido infarto

Cardiología: Todo sobre el temido infarto

12/09/2017
2 min lectura

Compartir en:

El corazón se encuentra en el centro del pecho, y es el motor primordial del cuerpo humano, encargado de distribuir toda la sangre para atender las necesidades del organismo. Para ello, late en promedio 70 veces por minuto y bombea alrededor de sietelitros de sangre al día. Sin embargo, existen factores modificables y otros que no lo son que pueden hacer que este órgano sufra un infarto y deje de cumplir sus funciones a cabalidad o, simplemente, deje de latir.

Al respecto, el doctor Rodrigo Ibáñez, cardiólogo de Clínica Alemana, explica que “un infarto es la necrosis o ‘muerte’ de un pedazo del músculo cardíaco, llamado miocardio”.

Agrega que se produce como consecuencia de una ruptura bruscade una placa de ateroma -colesterol- dentro de la arteria coronaria, queirriga al corazón. “Al ocurrir esto se activa la coagulación y se genera un trombo en el sitio dañado, lo que puede ocluir en forma total o parcial este vaso sanguíneo, dejándolo sin circulación. De esta manera, el músculo cardíaco deja de recibir nutrientes y oxígeno, y las células de ese sector mueren”, afirma.

No hay síntomas que anticipen un infarto, ya que se produce súbitamente por la oclusión repentina de una arteria coronaria. “La mayoría de las personas siente una opresión en el medio del pecho de inicio violento, que puede irradiarse al cuello, mandíbula, hombros, brazos y espalda. La intensidad de estas molestias es variable, desde la percepción de undiscreto malestarhasta un intenso dolor que puede acompañarse incluso de sudoración o náuseas. Por lo tanto, cada vez que una persona comienza con los síntomas mencionados, debe acudir a un servicio de urgencias”, asegura el cardiólogo.

El doctor Ibáñez explicaque una vez que se detecta la arteria ocluida, se debe hacer todo lo necesario para destaparla y así, devolver la irrigación adecuada de la zona comprometida.

El diagnóstico del infarto se hace considerando los síntomas y realizando unelectrocardiograma. Existen casos donde se requiere efectuar otros exámenes de sangre adicionales como marcadores miocárdicos, ecocardiograma, entre otros.

Dependiendo de los resultados, se decide aplicar un trombolítico o hacer una coronariografia. Esta última permite confirmar la oclusión de una arteria coronaria y proceder de inmediato a destaparla utilizando la angioplastía, para restituir el flujo de sangre.

“La importancia de actuar a tiempo es que mientras más rápido y en forma más efectiva se abra la arteria afectada y se recupere la circulación, menor es la cantidad de células muertas, por lo tanto, la persona puede incluso quedar sin secuelas a largo plazo”, asegura el especialista.

Consecuencias de un infarto

La principal consecuencia es la pérdida o muerte de una zona de tamaño variable del músculo cardíaco, lo que puede significar una disminución permanente y de por vida de la capacidad de bombeo, condicionando una reducción de la capacidadfísica y falta de aire en la persona afectada (insuficiencia cardíaca).

Asimismo, existen otras complicaciones que pueden llevar a la muerte o necesitar de maneraurgente una cirugía, como la ruptura del corazón, falla de válvulas o comunicación intracardiaca.

El doctor Ibáñez asegura que “los infartos son una de las principales causas de muerte súbita en mayores de 35 años, pues al ocluirse la arteria, se puede producir una arritmia en la zona afectada que podría gatillar la muerte. De lo anterior, se desprende la importancia de la prevención”.

Recomendaciones para prevenir los infartos

  • Acudir al médico para realizar una detallada historia clínica, examen físico y exámenes de laboratorio para estimar el riesgo cardiovascular individual.
  • Una vez detectados los factores de riesgo, estos deben ser tratados a fin de evitar la aparición de la ateromatosis (placas de colesterol).
  • Es fundamental mantener controlados los factores modificables: presión arterial elevada, obesidad, tabaquismo, sedentarismo, niveles altos de colesterol, diabetes, alcohol y estrés.
  • Aquella persona que ya tuvo un infarto, puede volver a presentar otrosi no trata las causas de su enfermedad.

Departamento de Cardiología