Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

ECMO: tecnología de soporte vital para pacientes en estado crítico

ECMO: tecnología de soporte vital para pacientes en estado crítico

02/11/2017
1 min lectura

Compartir en:

Clínica Alemana cuenta con cinco equipos ECMO, los que asisten a pacientes de los servicios de Urgencias, Unidad Coronaria, Unidad de Cuidados Intensivos Adultos y UCI Pediátrica y Neonatal.

Muchas veces, cuando se habla de casos graves, como virus hanta o infarto al miocardio, se menciona que los pacientes necesitaron ser conectados a ECMO, membrana de oxigenación extracorpórea. Sin embargo, poco se sabe de esta tecnología que salva vidas tanto de adultos como de niños.

Al respecto, el doctor Jerónimo Graf, médico intensivista de la Unidad de Cuidados Intensivos de Clínica Alemana, explica que este es un sistema de soporte vital avanzado que suple parcial o totalmente la función del pulmón o del corazón, cuando estos órganos fallan en forma independiente o simultánea.

“El ECMO es la última línea de soporte para pacientes con falla respiratoria catastrófica o colapso circulatorio (shock) refractario, es decir, que es cuando no responde a los tratamientos convencionales”, destaca.

El doctor Graf explica que de esta manera se logra hacer reposar al pulmón o al corazón, dándoles tiempo para que se recuperen. “Dependiendo de la causa del colapso, la mejoría puede ser espontánea, como en el caso de la infección por virus hanta, o en respuesta a un tratamiento específico, como un antibiótico, en pacientes con neumonía o la reperfusión coronaria en personas con infarto miocárdico”, concluye.

Clínica Alemana cuenta con cinco equipos ECMO, los que asisten a pacientes de los servicios de Urgencias, Unidad Coronaria, Unidad de Cuidados Intensivos Adultos y UCI Pediátrica y Neonatal..

¿Cómo funciona el ECMO?

Este sistema de soporte extrae sangre de una vena, a través de una cánula conectada a una bomba que la succiona y propulsa a través de una membrana sintética permeable al oxígeno y al dióxido de carbono (CO2), que funciona como un pulmón artificial.

En tanto, cuando la sangre retorna a una arteria, se habla de ECMO veno-arterial y es el método que se utiliza para soporte del shock refractario, con o sin falla respiratoria asociada como los casos de síndrome cardiopulmonar por hantavirus.

Luego, este mecanismo limpia y oxigena la sangre, la cual retorna al paciente a través de otra cánula que puede estar inserta en una vena o en una arteria grande. En el primer caso, se habla de ECMO veno-venoso. Esta configuración es la que se utiliza para soporte respiratorio exclusivo en la falla respiratoria catastrófica que ocurre, por ejemplo, casos de neumonía grave.