Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Principales mitos sobre los anticonceptivos orales

Principales mitos sobre los anticonceptivos orales

01/06/2017
2 min lectura

Compartir en:

Desde su entrada al mercado en la década de los 60, las píldoras anticonceptivas se instalaron como el método más usado a nivel mundial para la planificación familiar. Sin embargo, a pesar de lo extendido de su uso, aún existen varios mitos sobre sus efectos en el organismo.

Algunas de las ideas que han ido pasando de generación en generación son, por ejemplo, que engordan o que su consumo prolongado puede provocar infertilidad.

A continuación, el doctor Ernesto Pizarro, ginecoobstetra de Clínica Alemana, se refiere a algunos mitos en torno a los anticonceptivos orales más usados, que son los combinados con estrógeno y progestágeno.

Las pastillas anticonceptivas engordan
Falso. Las píldoras anticonceptivas de hoy no provocan una variación significativa en el peso de la mujer. La gran mayoría de los anticonceptivos orales producen una variación de no más de un kilo. Incluso en el mercado existen un tipo de pastillas específicas que tienden a no retener líquido e, incluso, a disminuir el peso.

Después de tomar pastillas por mucho tiempo, es difícil quedar embarazada
Falso. En general, las pastillas tienen un efecto transitorio de inhibición de la ovulación de 24 horas. Tampoco hay un efecto acumulativo que perturbe el retorno de la fertilidad en el corto, mediano y largo plazo.

Si se olvida de tomar lapastilla anticonceptivapor uno o dos días, pueden consumirse dos cápsulas juntas y no pasa nada
Falso. Si la mujer olvida tomar una píldora durante los primeros diez días del ciclo, es mucho más probable que pueda quedar embarazada, y por ello debe usar otro método anticonceptivo complementario. Si no se toma una pastilla de los últimos diez días de la caja, existen menor posibilidad de que vaya a ocurrir un embarazo, pero igualmente es aconsejable usar además un método anticonceptivo de control de fertilidad complementario o abstenerse de tener relaciones sexuales.

Si se olvidan dos o más pastillas, en cualquier momento del ciclo, este método no da garantías y se debe evaluar con el médico el uso complementario de otro método, como por ejemplo el condón.

Está bien tomar la misma pastilla anticonceptiva de una amiga o conocida
Falso. El uso de anticonceptivos orales es personalizado porque depende de las necesidades de la usuaria y de su tolerancia a las píldoras. Las contraindicaciones a las pastillas son muchas, por lo que jamás una mujer debe tomar una sin consultar a un médico previamente. Lamentablemente, la automedicación es muy frecuente, sobre todo en jóvenes.

Los anticonceptivos orales aumentan el riesgo de sufrir cáncer
Falso. No hay ninguna evidencia, ni relación causa-efecto, sobre si los anticonceptivos combinados sean causales de algún tipo de cáncer. En cambio, sí hay investigaciones que han demostrado que las píldoras anticonceptivas disminuyen el riesgo de padecer cáncer de ovario, de endometrio y de colon.

Si ya un ginecólogo le recetó una pastilla anticonceptiva, pueden pasar años antes de consultar nuevamente por este tema
Falso. Se recomienda un control a los dos primeros meses de empezar con las pastillas anticonceptivas, con el objetivo de ver la tolerancia de la paciente. Esto sirve, además, como un reforzamiento para que ella sepa cómo tomarlas correctamente y resolver sus dudas. Luego, si las tolera bien, se recomienda un control por lo menos una vez al año.

Equipo de Ginecología