Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Con una reanimación inmediata, salvó a su hijo de tres años

Juan Pablo Hurtado:

Con una reanimación inmediata, salvó a su hijo de tres años

06/02/2018
2 min lectura

Compartir en:

“Estábamos en la casa de un familiar, en un asado, cuando mi sobrino mayor nos grita y lo veo con mi hijo en brazos, ahogado. Lo acababa de sacar de la piscina, estaba inconsciente, con los labios completamente morados y no reaccionaba. En ese minuto, solamente atiné a tirarme al suelo con él y comenzar la reanimación”, cuenta Juan Pablo Hurtado, papá de Cristóbal, de tres años, quien el 17 de diciembre pasado sufrió una asfixia por inmersión.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este tipo de accidentes es la tercera causa de muerte por traumatismo no intencional y cobra la vida de 360 mil personas cada año, principalmente niños, varones y quienes tienen más fácil acceso al agua. Está demostrado que, en estos casos, realizar oportunamente la reanimación cardiopulmonar (RCP) hace la diferencia.

Afortunadamente, los padres de Cristóbal habían participado hace cinco años atrás, cuando esperaban a su hijo mayor, en un curso de primeros auxilios, donde aprendieron a realizar estas maniobras.

“Después de tres o cuatro minutos de reanimación, él botó algo de agua, así que seguí con los ejercicios hasta que vomitó un poco más y abrió los ojos. Lo subimos al auto, que ya estaba listo para salir, y partimos a la Clínica. El gran susto que tenía era que nos demoráramos mucho en llegar, porque era el día de las elecciones y teníamos que pasar por la calle de un local de votación, pero no había taco, fue muy rápido. En todo el trayecto yo venía abrazando a mi hijo”, recuerda Juan Pablo.

Como la familia había avisado que iban en camino, cuando ingresaron a Urgencia de Clínica Alemana de La Dehesa, todo estaba preparado para recibirlos. “Nos atendieron inmediatamente, Cristóbal se encontraba semiconsciente, yo le dije ‘estoy aquí’, entonces intentó abrazarme y vomitó de nuevo, y luego otra vez, era muchísima agua, litros, quedé empapado. Después llegó mi señora, que no pudo venirse con nosotros, porque estaba con nuestra hija menor, de tan solo 17 días”, cuenta.

Una vez que lo evaluaron y estabilizaron, se realizó el traslado a Clínica Alemana de Vitacura, donde también lo estaban esperando. La doctora Isabel González, jefa de esta área, quien atendió a Cristóbal, cuenta que como tuvo una asfixia por inmersión, sus exámenes estaban absolutamente alterados. “Tenía tendencia al sueño, había que estimularlo para que respondiera, pero lo fundamental es que respiraba por sus propios medios y registraba una muy buena frecuencia cardiaca; todo gracias a una reanimación muy oportuna”, afirma.

Él recibió una adecuada reanimación, que le permitió recuperar una ventilación espontánea, lo que evitó secuelas.

Sin secuelas

En estos casos, es fundamental monitorizar por un periodo al paciente en una Unidad de Cuidados Intensivos, para confirmar que no exista un compromiso respiratorio por aspiración de agua y evaluar, por ejemplo, si en las horas siguientes se presentan convulsiones o arritmias, debido a la falta de oxígeno experimentada en el accidente. En el caso de Cristóbal, los resultados de los exámenes revelaron que no había secuelas de ningún tipo. Luego de dos días, fue dado de alta.

De acuerdo a la doctora González, si se hubiesen demorado más en rescatarlo y reanimarlo, podría haber muerto o tenido un daño irreversible, tanto neurológico como de otros órganos. “Él recibió una adecuada reanimación, que le permitió recuperar una ventilación espontánea, lo que evitó secuelas por la hipoxia (déficit de oxígeno en los tejidos)”, precisa.

Hoy, Juan Pablo cree que su testimonio puede servir a otros papás. “Ahora analizo todo y es fuerte. Espero que mi experiencia pueda ayudar a otras personas, porque los accidentes están en cualquier parte y es mejor estar preparados”, concluye.

Principales Consejos

  • Cuidar y supervisar constantemente a los menores de edad.

  • Poner rejas alrededor de la piscina (mínimo 1,2 metros de alto y no más de 10 centímetros de distancia entre barrotes).

  • Conocer la técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP).

Centro de Extensión Clínica Alemana

Talleres gratuitos de RCP:2 2586 6082, centrodeextension@alemana.cl, inscripción online aquí.

También se puede descargar sin costo la APP GAROO para aprender RCP aquí.