Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Una protección efectiva contra las picaduras de abejas y avispas

Bomba de administración subcutánea:

Una protección efectiva contra las picaduras de abejas y avispas

21/08/2018
1 min lectura

Compartir en:

Todavía falta tiempo para la primavera, pero es el momento de pensar en dos de sus protagonistas: las abejas y las avispas. Cerca del 10% de la población tiene algún tipo de reacción adversa a la picadura de estos insectos. Y de ellos, existe un conjunto de personas expuestas a sufrir graves cuadros de compromiso general que pueden poner en riesgo sus vidas, situación que enfrentan hasta un 0,8% de los niños y un 4% de adultos.

La solución más eficaz es la administración de dosis de veneno purificado de estos insectos a través de inmunoterapia específica, que busca inducir un estado de tolerancia ante un eventual ataque futuro, con una eficacia protectora superior al 85%. “Este tratamiento reduce de manera muy significativa la probabilidad de una reacción potencialmente mortal, y es la mejor alternativa en aquellos pacientes que ya han sufrido reacciones graves por la picadura de estos insectos”, señala la doctora Lorena Jiusán, Jefa del Laboratorio de Alergias de Clínica Alemana.

A partir de su liderazgo en terapias más efectivas, rápidas y seguras, la institución desarrolla nuevos avances en beneficio de los pacientes, especialmente niños, que representan la mayoría de los casos tratados.

 

Objetivos y avances en inmunoterapia

¿Cómo se realiza?

Consiste en un programa de inyecciones subcutáneas, con una primera fase –llamada de ascenso, originalmente realizada en 14 semanas– donde se administran pequeñas dosis de forma creciente hasta llegar a la etapa de mantención (con 100 microgramos, equivalentes a dos picaduras de abeja) que el paciente recibe mensualmente por un lapso de entre 3 y 5 años.

Tratamientos más exactos

El procedimiento tradicional para inducir tolerancia inmune vía aplicaciones con jeringa, ha sido reemplazado en los últimos años por la bomba de infusión continua subcutánea. “Precisa mejor la cantidad de veneno aplicado al paciente, y su operación ha demostrado ser muy segura”, explica la especialista.

El dispositivo que aumenta la rapidez

En Clínica Alemana, la inmunoterapia por bomba de infusión subcutánea se administra en un procedimiento corto –o pauta rápida– que redujo la etapa inicial desde 14 a solo 3 semanas. “Hemos sido pioneros en Chile en este tratamiento ofreciendo una alternativa de calidad, segura y amigable, que reduce los tiempos y costos asociados para los pacientes”, destaca.

Los próximos adelantos

El siguiente objetivo de la Unidad de Alergias de la Clínica es la utilización de un dispositivo similar a una bomba de insulina, la cual permitirá que los pacientes realicen las sesiones de inmunización con una mayor libertad de movimiento y comodidad, beneficiando principalmente a los niños.