Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

¿Qué alérgenos existen?

Se le denomina así a cualquier sustancia capaz de estimular una respuesta alérgica en una persona genéticamente predispuesta a ello.

  • Alérgenos inhalados: polen de pastos, malezas y árboles; epitelios de animales; ácaros de polvo; hongos de la humedad entre otros.
  • Alimentos: leche, huevo, pescados y mariscos, vegetales y frutos secos, entre otros.
  • Medicamentos: antibióticos, antiinflamatorios, anticonvulsivantes, entre otros.
  • Picaduras y mordeduras de insectos: abejas, avispas, entre otros.
  • Contacto con la piel: cosméticos, productos de aseo personal y del hogar, objetos de bisutería (anillos, pulseras) y tinturas del cabello, entre otros.

Las alergias se pueden manifestar como:

Rinoconjuntivitis alérgica (RCA)

Es la inflamación de la mucosa nasal y en ocasiones también ocular. Se caracteriza por picazón, lagrimeo, estornudos, mucosidad y/o congestión de nariz y ojos. Compromete aproximadamente al 25-30% de la población general y puede provocar gran impacto en la calidad de vida de quienes la padecen. Una persona sin un tratamiento adecuado, se expone a desarrollar complicaciones como infecciones recurrentes de la vía aérea y desarrollar asma bronquial.

Asma bronquial

Es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas bajas (bronquios). Se caracteriza por una respuesta exagerada del pulmón frente a estímulos inespecíficos como el frío, ejercicio, contaminación, inhalación de pólenes u otros alérgenos. Se manifiesta con tos, sensación de ahogo o falta de aire, pecho apretado o silbidos audibles durante la respiración. Estudios en Chile, han estimado que aproximadamente un 10% de los escolares y adolescentes sufren de asma bronquial.

Dermatitis atópica (DA)

Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, que se caracteriza por dermis seca, descamada e irritable, muy pruriginosa y que tiene una distribución corporal característica de acuerdo a la edad. En los niños con DA moderada a severa aproximadamente un 30% está asociado al desarrollo de alergias alimentarias.

Alergia alimentaria

Es una respuesta exagerada y poco habitual frente al consumo de algunos alimentos. Sus síntomas clínicos son variables y pueden ir desde la aparición de ronchas, diarrea crónica - en ocasiones con sangre y mucosidad-, dermatitis hasta la anafilaxia. El tipo de manifestación y los alimentos involucrados en el desarrollo de una alergia alimentaria dependen de la edad y de las costumbres alimenticias. Es así, como en los niños los alimentos más comunes son leche, huevo, trigo, soya y pescados. En tanto, en los adultos es frecuente que se asocie al consumo de vegetales, frutos secos, pescados y mariscos, entre otros.

Urticaria

Consiste en la aparición de ronchas rojizas pruriginosas en cualquier parte de la piel, que en ocasiones se acompaña de inflamación, por ejemplo de los párpados o la boca (angioedema). En general, cada lesión dura menos de 24 horas y desaparece sin dejar rastro. Sin embargo, esta afectación de la piel tiende a aparecer en brotes que pueden durar muchos días. En el caso de las urticarias agudas los brotes duran menos de 6 semanas y se deben generalmente a fármacos, alimentos o algunos tipos de infecciones. Aquellas urticarias que duran más de lo habitual se les conoce como urticarias crónicas y de ellas más del 90% se presentan sin causa conocida.

Angioedema

Es la inflamación del tejido graso bajo la piel y puede o no presentarse asociado a urticaria. Puede comprometer cualquier parte del cuerpo, lo más habitual es el angioedema de párpados y labios, pero en el caso de reacciones graves es posible que afecte la úvula (campanilla) o la lengua, siendo en estos casos potencialmente fatal (asfixia).

Dermatitis por contacto

Proceso inflamatorio crónico de la piel gatillado por el contacto directo con ciertas sustancias químicas tales como detergentes, metales, artículos de aseo personal, tintes, etc. Se manifiesta con áreas localizadas de resequedad (eczema), enrojecimiento y picazón, sin embargo existen casos complejos que pueden llegar a ampollas y úlceras en la piel. Las manifestaciones clínicas suelen aparecer entre 24 y 48 horas posterior al contacto. Esta dermatitis puede llegar a constituir una enfermedad profesional, por ejemplo el látex en profesionales de la salud o los tintes del cabello en peluqueras.

Anafilaxia

Se debe sospechar una anafilaxia cuando aparecen de forma rápida, minutos o dentro de las primeras dos horas tras la exposición a un alérgeno, síntomas progresivos que afectan la piel y/o mucosas (ronchas o hinchazón de labios, ojos, genitales) y que se acompañan de compromiso respiratorio (falta de aire, sensación de hinchazón en la garganta, silbidos en el pecho), compromiso circulatorio (palpitaciones, mareo o pérdida del conocimiento) o digestivos (vómitos, náuseas).

Puede tratarse de una reacción potencialmente fatal, por lo que el tratamiento tiene que ser inmediato tras del reconocimiento de los síntomas y se realiza con adrenalina. Si el médico lo indica, existen autoinyectores de adrenalina para ser portados y autoadministrados por el mismo paciente y/o familiar.

¿Cómo se diagnostican las alergias?

Según la historia clínica y examen físico de un paciente, el médico especialista solicitará la realización de un test cutáneo (prick test) y/o Test de Parches. En algunos casos puntuales el diagnóstico es complementado con Inmunoglobulina E para el alérgeno sospechoso, estudio de células en secreción nasal y escáner de cavidades perinasales.

Tratamiento

Una vez identificado el o los agentes causales, el tratamiento estará enfocado en:

  • Prevención de la reacción alérgica (evitación del alérgeno)
  • Control de síntomas: se utilizan antihistamínicos, corticoides inhalados, tópicos (cremas) u orales de acuerdo a la manifestaciones clínicas del paciente. En el caso de la rinitis alérgica y la alergia al veneno de himenópteros (avispas y abejas), está disponible la Inmunoterapia Alérgeno Específica (IT).
  • Desensibilización: es un procedimiento que consiste en inducir de manera transitoria la tolerancia a un fármaco o alimento, en un paciente que ha presentado una reacción adversa posterior a su uso. Está indicado cuando la necesidad de utilizar el fármaco o alimento es imperiosa, no existiendo otra alternativa terapéutica y por supuesto cuando los beneficios para el paciente superan los riesgos.

¿Cómo prevenir las alergias?

1 Identificar el o los agentes causales de alergias de tal manera de poder evitar el contacto con estos.

2 En el caso de las alergias alimentarias, es fundamental aprender a leer bien el etiquetado nutricional y considerar siempre posibles fuentes ocultas y contaminación cruzada entre los alimentos.

3 En el caso de las alergias respiratorias (rinitis o asma) deberán tomarse medidas de acuerdo al alérgeno que gatilla sus síntomas:

Polvo:
  • Disminuir la presencia de objetos que puedan almacenar polvo (peluches, alfombras, juguetes, cortinas).
  • Realizar aseo periódico del hogar.
Polen de pastos, malezas y árboles:
  • Durante la época de polinización ventilar el hogar preferentemente a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde.
  • Usar anteojos al salir al exterior.

4 Si se trata de un fármaco, llevar algún distintivo tipo brazalete o colgante que identifique claramente el medicamento, ya que en caso de urgencia el personal de salud sabrá que no se lo pueden administrar.

5 Si el médico ha indicado portar un autoinyector de adrenalina:

  • Este siempre debe llevarlo consigo, conservar a temperatura ambiente.
  • Se debe usar de manera precoz para evitar una anafilaxia grave.
  • No dejar de usarlo por miedo a sus efectos secundarios (taquicardia, cefalea).
  • Es muy importante informar a la familia y educarla sobre su uso.

Las siguientes preguntas le permitirán saber si manifiesta algunos síntomas de esta reacción alérgica:

En las preguntas con “*”, puede marcar más de una alternativa.

No estando resfriado, ¿ha tenido en el último año, alguno de los siguientes síntomas?

Congestión nasal

 Si
 No

Goteo nasal

 Si
 No

Picazón nasal

 Si
 No

Si usted presenta síntomas nasales, ¿se acompañan de picazón ocular?

 Si
 No

¿En qué periodo del año se presentan los síntomas?*

Todo el año

 Si
 No

En alguna estación (otoño, invierno, primavera, verano)

 Si
 No

¿Qué factores gatillan sus síntomas?*

Pólenes de pastos, malezas o árboles

 Si
 No

Polvo de habitación

 Si
 No

Epitelio de animales (gato, perro)

 Si
 No

¿Cree Ud. que es alérgico?

 Si
 No

¿Tiene Ud. test de alergias previos positivos?

 Si
 No

¿Tiene un diagnóstico médico de alergia?

 Si
 No

¿Tiene historia familiar de alergia?

 Si
 No

Resultado:

Más o igual a 7 puntos: Altas probabilidades de presentar rinoconjuntivitis (RCA).

Menos de 7 puntos: Bajas probabilidades de presentar rinoconjuntivitis (RCA).

Encuesta adaptada de: I. Annesi-Maesano, A. Didier, M. Klossek, I. Chanal, D. Moreau, J. Bousquet. (2002). The score for allergic rhinitis (SFAR): a simple and valid assessment method in population studies. Allergy, 57, 107–114.

Unidad de Inmunología y Alergias

Clínica Alemana Vitacura
Av. Manquehue 1410, piso 7
Teléfono: (56) 22210 1101
Clínica Alemana de La Dehesa
Av.José Alcalde Délano 12205, piso 3
Teléfono: (56) 22910 7000
img-pop-folleto

Completa el siguiente formulario para la descarga del folleto

(*) Datos obligatorios.

Centro de Extensión

Inscripciones sin costo:
Tel: (56) 22586 6082 - (56) 22586 6083 | E-mail: centroextension@alemana.cl